Avisar de contenido inadecuado
Expand

PRESUNTOS POLICÍAS ASESINAN A LICEÍSTA

 

 

subir imagenes

Conmoción reinó este lunes por el crimen de un estudiante de cuarto año del liceo Alirio Ugarte Pelayo, en el barrio El Suspire, al este de Barquisimeto, cerca de la sede de Corpolara, antes Fudeco.

A las 11:55 de la mañana el adolescente, quien tenía 17 años de edad y vivía en El Ujano, recibió un impacto de bala en el intercostal derecho que minutos después le costó su existencia cuando era trasladado hasta la emergencia del Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda de Barquisimeto.

Jesús Eduardo Parra y Beatriz Adriana Parra, ambos tíos del occiso, aseguraron que los aparentes responsables de quitarle la vida al mayor de tres hermanos fueron presuntos efectivos de un organismo policial, quienes violaron los espacios del liceo y se metieron para dispararle.

Acotaron que para el momento se generaba un incendio de maleza en la institución y los alumnos fueron sacados debido al humo. Fue entonces cuando aparecieron los funcionarios y le ordenaron al muchacho que se parara, pero él corrió al interior del liceo y ellos lo siguieron hasta dispararle, sin causa aparente. Piden justicia.

{
}
Expand

DE TIRO EN LA CABEZA ASESINAN A HOMBRE CON DISCAPACIDAD

 

 

subir imagenes

Muerto de un impacto de bala en la cabeza quedó sin vida en el asiento del copiloto de una camioneta Ford, tipo ranchera, azul, quien en vida respondía al nombre de Gilberto Rodríguez. Contaba con 30 años de edad y residía en el sector Indio Manaure de esta ciudad.

El nuevo asesinato en Barquisimeto se produjo en el barrio José Gregorio Bastidas, a eso de las 5:00 p.m de este martes, en el límite con la comunidad de Las Clavellinas, justamente en el boquerón que soporta los rieles del ferrocarril, vehículo que cruza a Iribarren de oeste a este y viceversa.

Relataron vecinos que un sujeto bajó por el cerro del boquerón, le llegó al desprevenido hombre y le disparó. De inmediato volvió a montarse en la moto en la cual hizo presencia en el sitio, en calidad de parrillero, y huyó con su compinche.

Trascendió que el hoy occiso tenía discapacidad en los miembros inferiores y acudía a ese lugar donde se unía al dueño de la ranchera, un vendedor de café, y aprovechaba para comercializar ropa entre los conductores del transporte público con ruta por esa zona.

Los familiares no aportaron información.

Expand

La enigmática fortuna del hombre que redimió a Naomi Campbell

 

 

 

subir imagenes

Vladislav Doronin es un empresario con buen ojo, no solo para los negocios, sino también para las mujeres. Hasta hace cinco años conservó un perfil bajo, por no decir invisible. Entonces apareció en su vida Naomi Campbell, a la que conoció en 2008 en una fiesta organizada por Dolce & Gabbana durante el festival de cine de Cannes. Su relación pasó de fugaz secreto a primera plana. De ella lo sabíamos todo: sus célebres noviazgos (con Adam Clayton, de U2; Flavio Briatore o Joaquín Cortés); sus broncas con asistentas, chóferes o agentes aeroportuarios; sus rehabilitaciones y condenas a cumplir horas de servicio a la comunidad. De él, nada.

Pronto salió a relucir que era un exitoso constructor inmobiliario ruso. Y, aparentemente, estaba dispuesto a saciar cualquier capricho de la modelo. El pasado octubre, la arquitecta Zaha Hadid aireó que estaba levantando para él un castillo futurista en Rubliovka, una exclusiva zona residencial al oeste de Moscú. El coste del proyecto podría ascender a más de 52 millones de euros. Según la revista rusa Finans, la fortuna de Doronin se cifra en algo más de 167 millones de euros. Lo que significa que el magnate estaría invirtiendo un tercio de ella en una casa que, según se ha publicado, quiere regalar a su prometida.

¿Quién es el señor Doronin? ¿Un playboy? ¿Un genio de los negocios inmobiliarios? ¿Un loco enamorado capaz de dilapidar su arcas por amor? Cuesta seguirle el rastro. No concede entrevistas, y desde la sede de la empresa que regenta, Capital Group, se niegan a revelar información sobre él. Apenas se deja ver si no es del brazo de Campbell. Sin embargo, parece gozar de incontables amistades y privilegios.

A principios de enero, se hizo público que la modelo había sufrido un tirón de bolso por dos moteros en las calles de París el 21 de noviembre. Como consecuencia, se había caído y roto el ligamento. Su novio se movilizó de inmediato. La subió a su jet privado y la trasladó a Vail (Colorado), donde fue atendida por el doctor J. Richard Steadman, uno de los cirujanos ortopédicos más reputados del mundo (habitual de deportistas de élite, de Martina Navratilova a Ricky Rubio). Desde entonces, Campbell había tenido que recurrir a una silla de ruedas. Pero, haciendo gala de su naturaleza rebelde, dos semanas después del percance la diva se apuntaba junto a su novio a una fiesta del rapero Diddy durante la feria Art Basel de Miami.

Naomi Campbell fue fotografiada en Nueva York el pasado 19 de diciembre subida en una silla de ruedas. Un mes antes había sufrido una rotura de ligamento tras ser atracada en París. /BLACK SHEEP / CAM GRIFFITH

Doronin, además de ser coleccionista de arte, tiene una casa en Indian Creek, la isla en la costa interior de Miami Beach, que compró a Shaquille O’Neal en 2009 por 16 millones. Todo parece indicar que desde que comenzó su noviazgo con Campbell, el ruso ha entrado en una escalada de derroche inmobiliario. Junto con esta propiedad y el ovni de Zaha Hadid, en 2011 encargó al arquitecto español Luis de Garrido un refugio ecológico en la isla de Sedir (Turquía) que visto desde el cielo conforma el Ojo de Horus, ancestral símbolo egipcio que simboliza protección, poder y salud. Amén de poseer un palacio en Venecia (valorado en 30 millones), un ático en los alrededores de São Paulo (12,5 millones) y el piso que le compró en Moscú. Aunque muchas publicaciones den por sentado que todo son regalos a la modelo, en honor a la verdad hay que decir que nadie ajeno a Doronin ha visto los títulos de propiedad. Lo que sí se han visto son otras menudencias, regalitos, como un collar de diamantes de 600.000 euros o un enorme anillo de esmeraldas.

Ambos son dados a organizar grandes fastos el uno para el otro por sus cumpleaños. Cuando ella cumplió los 40, en 2010, él le montó una fiesta doble. Arrancó en la Costa Azul, con la presencia de Rania de Jordania y Sarah Ferguson. Y siguió días después en la Moscow City, el ambicioso complejo financiero impulsado por Capital Group, la empresa de Doronin, a la orilla del río Moscova, en un rascacielos por entonces aún inacabado. Por ese paisaje de grúas y barracas de obra se tendió una alfombra roja para que desfilaran el oligarca Román Abramóvich y su novia, la mercader de arte Dasha Zhukova; Jennifer Lopez y Marc Anthony; el jefe de la intendencia del Kremlin, Vladímir Kozhin, y el jefe de prensa del alcalde de Moscú, Serguéi Tsói, entre otras personalidades. A la cena, concierto y pase de modelos les siguió una subasta de arte. La recaudación, de más de dos millones de euros, se destinó a la Fundación Severnaya Korona, gestionada por la esposa del ministro de Finanzas de Rusia, Irina Kudrina, presente también en la gala. Doronin adquirió un retrato de su novia por 90.000 euros.

"Probablemente Doronin posee influyentes amistades en el Kremlin, pero lo increíble es que prácticamente no haya huellas en los medios de sus relaciones de privilegio con el poder”, dice el politólogo Serguéi Jarlámov

La modelo le devolvió la sorpresa al millonario por su 50 cumpleaños, el pasado noviembre, con una fastuosa celebración de dos días en Jodhpur (India). No hicieron falta paparazis. Durante la fiesta, inspirada en el espíritu derrochador del Gran Gatsby, Edward Enninful, editor de moda de la revista W, tuiteó toda la noche los fabulosos estilismos de Sarah Ferguson, Kate Moss y los diseñadores Zac Posen y Stefano Pilati, por nombrar unos pocos. Diana Ross amenizó la fiesta, supuestamente por 370.000 euros. Hasta ahí la información contrastada. The Daily Telegraph publicó que ella había querido montarun torneo de polo con elefantes como parte de los festejos, algo que generó protestas por parte de ONG y que ella negó. Puso una demanda a ese diario por difamación y proclamó que ella siempre ha apoyado los derechos de los animales.

No podemos olvidar que Campbell se sumó a la cumbre en defensa del tigre, celebrada en 2010 en San Petersburgo, junto a Vladímir Putin, Wen Jiabao y Leonardo DiCaprio. El presidente ruso, reacio a las entrevistas, accedió a que la modelo le hiciera una para GQ. Él aprovechó la ocasión para relatar su heroico encuentro con un tigre al que disparó un dardo tranquilizador, y ella, para preguntarle cómo hacía para mantenerse en tan buena forma. El interés por el deporte de la modelo parece haber reverdecido gracias a su musculado novio. En una entrevista, le confesaba a Oprah Winfrey: “Vladislav es mi gurú delfitness y me vigila el régimen. Si vamos a cenar y hay pan sobre la mesa, me amonesta: ‘Naomi, no toques el pan”. El novio, en primera fila del plató, sonreía satisfecho.

UN AMOR EXTRATERRESTRE. Cuando la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid difundió a través de su web las primeras imágenes del supuesto nido de amor futurista que está construyendo en Rubliovka (en la imagen de la derecha) para Doronin y Campbell, estallaron las conjeturas: ¿qué contenía aquella atractiva marcianada de 52 millones de euros? La respuesta: son 2.650 metros cuadrados con dos torres de 22 metros cada una. En lo alto está su dormitorio. Justo debajo, las habitaciones de los niños (lo que permite intuir su disposición a formar una familia). Después, las de invitados. En la planta baja, un salón, piscina cubierta, comedor y cocina. Y en el sótano, tres baños (turco, finlandés y ruso) y una sala de fitness. La villa se ha bautizado Capital Hill Residence, en honor de Capital Group, la inmobiliaria del millonario ruso. Por algo él paga. / ZAHA HADID ARCHITECTS

Aparte de la afición por el gimnasio y el arte, poco se sabe de la vida privada del magnate. En 2009 se divorció de su mujer, Yekaterina (con la que tiene una hija de 16 años, Katia), tras un largo proceso a cambio de 7,5 millones de euros. Antes de Naomi mantuvo relaciones durante cinco años con la modelo sueca Karen Schonbahler, y se afirma que posee también la ciudadanía de ese país. Su matrimonio con Campbell ha sido rumoreado en incontables ocasiones, pero siempre se ha ido aplazando. A pesar de que su fortuna palidece frente a oligarcas como Abramóvich, se ha ganado el apelativo del Donald Trump ruso. Aunque no parece muy interesado en diversificar sus negocios, en 1999 ejerció de socio del diseñador Valentino para Rusia e invirtió en 2011 en el lanzamiento de la versión rusa de Interview, la revista fundada por Warhol.

Nació en Leningrado, hoy San Petersburgo, el 7 de noviembre de 1962; estudió en la Universidad de Moscú y después en Suiza. Su primer dinero lo hizo, aparentemente, en el comercio del algodón uzbeko, y sus primeros pasos en las altas finanzas los dio en la empresa internacional Marc Rich + Co AG. En 1991 fundó Capital Group, a la que dos años más tarde se unieron los empresarios rusos Eduard Berman y Pável Tio. Para hacerse una idea de lo que es la constructora hay que mirar su portafolio: 70 edificios con una superficie global superior a los siete millones de metros cuadrados.

Naturalmente, es imposible concretar este tipo de proyectos sin tener excelentes relaciones con las autoridades. “Por supuesto, Doronin gozaba de un trato especial en la época en que en Moscú reinaba el todopoderoso alcalde Yuri Luzhkov”, dice el politólogo Serguéi Jarlámov. “Pero después de la caída de este, Doronin sigue en la cresta de la ola. Probablemente posee influyentes amistades en la cúpula del Kremlin, pero lo que es increíble es que prácticamente no haya huellas en los medios de sus relaciones de privilegio con el poder”. Doronin no solo es un genio de los negocios, es también un maestro en mantener en la sombra lo que no quiere que se sepa.

Expand

HAGA DEL TRABAJO UNA AVENTURA DESAFIANTE

 

 

 

subir imagenes

¿Cómo transformar el trabajo en una aventura desafiante en lugar de que sea una carga o una obligación? Es decir, ¿cómo construir una actitud correcta frente al trabajo?

Esto se logra descubriendo el propósito del trabajo, ya que éste provee para la manutención de la familia, desarrollo y realización personal, y contribución a la sociedad.

¿Qué es trabajo?

Según la Real Academia Española trabajar es:

Realizar cualquier actividad, física o intelectual.

Tener una ocupación estable, ejercer una profesión, arte u oficio.
A partir de esta definición, se puede deducir, que todos los seres humanos realizamos trabajo de algún tipo, sea remunerado o no. Sin embargo, el trabajo se ha reducido sólo al concepto de recibir un salario, pero este es únicamente uno de resultados a obtener.

El trabajo nos proporciona beneficios como:

Relaciones humanas: Compañerismo, trabajo en equipo, respeto, servicio, amigos entre otros.

La buena actitud es lo que hace la diferencia. Si nos disponemos a disfrutar la vida, es necesario tomar con alegría y disposición el trabajo, ya que es ahí donde pasamos la mayor parte de nuestro día.

Cuando integremos todo lo anterior; una buena actitud, y una correcta interpretación del trabajo, tendremos realización personal, porque hay rendimiento, eficiencia, ubicación, realización, valor social y sentido de expansión.

Asunto de actitud

El ineficiente nunca podrá crecer en ningún aspecto, incluido el financiero.
El trabajador mediocre espera que la suerte le resuelva su necesidad.
¿Qué significa el trabajo para usted?

“Si uno ama lo que hace, ya no es trabajo”

Franklin Chang

Creer que el trabajo es una maldición, una carga, un simple medio para comer y mantenerse, no añade bien alguno.

El trabajo permite la autorrealización, ser productivo y crecer profesional, intelectual y materialmente. Reta la inteligencia y creatividad, y es la forma en que se cumple una parte esencial de nuestro proyecto de vida.
Demostrar buena actitud con:

Honradez
Puntualidad
Amor al trabajo
Responsabilidad
Deseo de superación
Planeamiento a largo plazo
Procurar el ahorro y la inversión
Respeto a la ley y los reglamentos
Respeto por el derecho de los demás.

{
}
Expand

JOSÉ BARRERAS: NUESTRO COMPROMISO ES TRABAJAR POR EL DEPORTE

 

 

subir imagenes

El candidato a alcalde por la Unidad en Palavecino, José Barreras, asistió al I Encuentro de Dirigentes Deportivos del municipio, efectuado en la parroquia Agua Viva con el fin de diseñar las políticas deportivas de la entidad local y escuchar propuestas, necesidades e inquietudes que engrosarán el Plan de Gobierno.

Barreras, en compañía del presidente de la Fundación del Deporte del estado Lara (Fundela) Carlos Rodríguez, aseguró en sus palabras centrales que el deporte es fundamental para el avance de la sociedad, tanto en lo educativo, en lo recreativo y hasta en la prevención para la inseguridad.

El candidato comentó que ya se hizo un diagnóstico de las canchas deportivas en la jurisdicción: "En Palavecino hay 98 canchas, 24 están en un estado aceptable, 9 en regulares condiciones y 65 se encuentran en el olvido" precisó.

"A pesar de las propuestas de construir nuevas canchas, creo que es necesario la rehabilitación y reactivación de las que están en abandono", aseguró Barreras quien además mencionó la falta de una cancha de softbol dentro del municipio.

Según su opinión, en Palavecino "hay un potencial deportivo inmenso y por eso me comprometo a impulsar un equipo de fútbol profesional en la segunda categoría B, y un equipo de baloncesto dentro de la Liga Nacional de Baloncesto, sin olvidar el apoyo y la ayuda a las categorías menores de los clubes deportivas existentes".

Expand

Nutrichicha

El costo del nuevo "cereal popular" en hojuelas permite desplazar al equivalente capitalista...

 

subir imagenes

ADOLFO P. SALGUEIRO |  
 
Se supone que hoy deberíamos abordar el tema del 23 de enero pero no será así ya que -en opinión de este columnista- existen temas y logros revolucionarios de tal magnitud e impacto nacional que ameritan su consideración prioritaria -reconocemos- manejada con una ironía màs propia de nuestro colega articulista Clodovaldo Hernández aunque con menor ingenio que él. 

En efecto, parece que el gran público, ocupado con los avatares de la salud del comandantepresidente, no ha tomado nota que en esta misma semana, en presentación pública escenificada en Carabobo, el vicepresidente ejecutivo de la República presidió un importante acto -despojado desde ya de toda connotación de campaña- en el que se presentaron dos logros trascendentales de la tecnología revolucionaria a saber: a) la nutrichicha y b) el cereal popular en hojuelas (versión revolucionaria del "corn flakes") cuyo costo permite desplazar al equivalente capitalista, transnacional y antipatriótico. 

En el importante acto la directora del ente público donde se desarrollaron esos tremendos avances nutricionales presentó -literalmente- "rodilla en tierra como lo ordena el comandantepresidente" las muestras del complemento dietético de última generación que permitirá a nuestro pueblo recibir en forma muy económica las proteínas y demás nutrientes que darán al traste con el hambre en nuestra patria complementando el aporte calórico que -según la discurseante- ya ha permitido que en tiempos de revolución el venezolano promedio nacido después del año 2000 pueda alcanzar una estatura dos centímetros mayor que la que se registraba en los años oprobiosos en que la IV República y el Pacto de Punto Fijo conspiraban para mantener el hambre y la constitución de pigmeos para las grandes mayorías nacionales. 

Cuando la República espera noticias acerca de su destino y cuando se nos habla de un renacer en todos los campos de la vida nacional, el vicepresidente ejecutivo de la República encuentra tiempo y compañía para ocupar los medios de comunicación para anunciar que después de catorce años, como corolario de la "revolución", se logra conseguir la fórmula (que no la producción masiva) de unos alimentos cuya tecnología data de épocas ya superadas por sociedades no sólo del primer mundo sino mucho menos desarrolladas y afluentes que la nuestra. ¿Será que eso forma parte de la campaña de Maduro, será que nos toman por tontos o serán ambas cosas? 

Otro tema: Un amigo nos pasa por Internet una reflexión que parece sensata y digna de analizar en la que expresa la contradicción que existe entre la justificación sin tapujos que africanos y europeos por igual hacen de la intervención militar francesa en Malí que dista más de 6.000 Kms de Francia con la excusa de que no se puede tolerar el terrorismo en la vecindad mientras al mismo tiempo se niega que los israelíes puedan defender su territorio y población del terrorismo constante e indiscriminado que se genera desde Gaza que apenas dista metros de su territorio. ¿No será que aparte de algo de razón haya bastante cinismo? Cada quien saque conclusiones 

apsalgueiro@cantv.net
Expand

“No había excusa para no desnudarme”

Denzel Washington llega por sexta vez a los Oscar con su interpretación en 'El vuelo' de un piloto drogadicto aunque con arranques heroicos

subir imagenes

"Umm, déjame que recuerde: en los ochenta, en los noventa, en la anterior década, en esta... Oye, con lograr otra candidatura en la siguiente, sería feliz”. Denzel Washington (Mount Vernon, Nueva York, 1954) se toca el labio y exagera en su pose reflexiva. Su Whip Whitaker de El vuelo, un piloto de aerolíneas comerciales inmerso en una bacanal de drogas, alcohol y sexo con azafatas, le ha reportado su sexta candidatura a los Oscar. “Ay, era uno de los jóvenes, luego de los de edad media, y ahora soy el mayor. Pero mientras repita...”. ¿Le ganará Daniel Day-Lewis con Lincoln? “Nunca sabes. Yo gané el Globo de Oro con Huracán Carter, y el Oscar se lo llevó Kevin Spacey con American beauty”. Por una vez enseña culo y pecho, él, que ha sido uno de los actores más pudorosos de Hollywood. “Ehhh, pues sí”. Y empieza a carcajearse, antes de la reflexión: “Esta vez no había excusa para no desnudarme. El personaje pedía que sacara chicha, que mostrara su dejadez. Aunque desnudo, desnudo... ¡Eso la chica!”.

Con el tiempo, Washington, en persona un tipo risueño, ha acabado creando estupendos cabrones, personajes con colmillo. “No sé si los disfruto más que otros caracteres. A ver, es mi trabajo. Lo disfruto. Me encanta sumergirme en ellos. Probablemente el día más doloroso del rodaje [que tuvo lugar en tan solo 45 días en octubre y noviembre de 2011] fue en el que Whip entra en la casa de su exesposa y se encara con su hijo. Fue muy extraño: hablé con el chaval porque me quería pegar y le recordé que esta no era una película de boxeo, que la rabia debía expresarla con gestos y no con golpes. A eso me refiero con sumergirme: a encarnarlo. Otra cosa son las salidas de tono”.

Pero Whip no es solo un adicto, sino también un piloto excepcional, que salva a casi todos los pasajeros en un avión que se deshace por segundos con una maniobra increíble... que incluye voltear la nave. “Nos dijeron que se podía hacer. Me explicaron el problema de las fuerzas y fluidos que mueven el aeroplano, y lo complicado de verdad es el giro final”. En Estados Unidos le achacan poco realismo no por la maniobra, sino por la cantidad de cocaína y alcohol que lleva encima cuando la realiza. “Ah, mira, hasta tanto ya no puedo confirmar. Mi realismo tiene un límite. Aunque Bob Zemeckis me aseguró que la cocaína haría que alguien pilotara más relajado y con coraje. ¿Te imaginas en la cola del avión y pensar: ¡qué c... hace el piloto que estamos volando boca abajo!?”.

Tras tantos años en la industria, y resulta que Robert Zemeckis y Denzel Washington no habían cruzado sus pasos en la pantalla: “Es un gran piloto y un gran director. Tenía clarísimo que quería algo con oscuridad, con firmeza y a la vez que rodáramos rápido, con poco presupuesto. Porque el peso del personaje ya lo daba el guion. En fin, si algo he aprendido con los años, y sé que no soy original, es que nunca sabes qué va a pasar con las películas. Nunca”. ¿No tenía miedo de que Zemeckis, tras una década realizando filmes de animación, hubiera perdido el pulso? “No, porque una actuación es una actuación, y Tom Hanks es fundamental en Polar Express”.

Denzel Washington, en Madrid. /BERNARDO PÉREZ

Cuando vino hace justo 12 meses, Denzel Washington apuntó un par de datos sobre su carrera futura. Una, que tras su debut como director conAntwone Fisher (2002) y su segundo paso, The great debaters (2007), quería volver a dirigir, aunque lo veía complicado porque no encontraba financiación. “Pues la cosa ha mejorado y tengo claro que será en 2015. Sigo sin poder contar la historia porque aún no he cerrado por completo el presupuesto”. ¿No será una biografía sobre el pianista y compositor de jazz Thelonious Monk? “No, pero efectivamente, me encantaría encarnarlo en pantalla. Hay un guion dando vueltas por ahí. Y es el momento, porque en 2014 volveré al teatro, a Broadway, y en 2015 a la dirección”. La segunda es que siempre tiene presente un consejo de Sidney Poitier: “Si te das gratis de lunes a viernes, el fin de semana no pagarán por ti”. Justo lo contrario del Hollywood actual. “Efectivamente, demasiada publicidad es mala, al menos cierta clase de publicidad. Cuando eres joven, quieres salir en muchos medios. A mí me pasó, pero aún no vivíamos en la era de Internet. Y eso, amigo, ha cambiado las cosas”.

Expand

Inesperado George Bellows

 

 

 

subir imagenes

Voy al Metropolitan a ver una exposición de Matisse y paso mucho más tiempo mirando cuadros, dibujos y litografías de George Bellows. El Metropolitan es menos un museo que un laberinto, o que una enciclopedia desplegada en forma de laberinto, de modo que lo más natural es perderse en él, acabar viendo lo que uno no esperaba, equivocarse al torcer un pasillo y encontrarse no entre el gentío de las exposiciones más populares sino en la soledad de una galería dedicada al arte tibetano, o examinando de cerca las molduras talladas en una prodigiosa canoa de Nueva Guinea hecha con el tronco hueco de un solo árbol. En el Metropolitan encuentro de vez en cuando por casualidad cosas mucho más seductoras que las que he ido buscando, y del mismo modo que la emoción prevista se deterioraba en desengaño lo inesperado me colmaba.

El año pasado, por equivocarme de escalera, descubrí las máscaras africanas de Romuald Hazuomé, construidas con bidones de plástico y materiales de desecho. Algunas veces voy en línea recta, por un itinerario seguro, buscando una sola cosa, un cuadro o un objeto, no queriéndome marear ni saturar con esa sobreabundancia de imágenes que probablemente será la peor pesadilla para un iconoclasta. Voy a ver el Juan de Pareja de Velázquez, por ejemplo, que parece recibirme con la mirada de reconocimiento de un compatriota, con esa dignidad imponente y serena que sólo en la pintura española parecen tener los pobres y los excluidos; voy a ver la terrible Negación de San Pedro de Caravaggio, con su negrura de cobardía moral, fragilidad humana, remordimiento sin absolución ni consuelo; busco en una cierta sala de los pueblos de Oceanía un mapa para navegar por el Pacífico hecho con una trama de juncos y de pequeñas conchas marinas que representan la posición de las estrellas; o me asomo a las galerías romanas para sobrecogerme de nuevo con el naturalismo de esos retratos de la época de la República en los que los dignatarios, senadores, jefes militares, tienen caras crueles de aves de presa o de boxeadores arruinados.

Matisse no me gusta nada, o casi. Me esfuerzo honradamente en mirar esos cuadros suyos en el Metropolitan

Es como abrir por cualquier página cualquiera de los tomos de la ya extinta Enciclopedia Británica. Nunca habrá nada que no sea desconocido y que no sea apasionante. Mirarse en un espejo egipcio de metal pulido es ver la propia cara desdibujada en una niebla de cuatro mil años. En las salas de arte moderno un cuadro de Mark Rothko en gradaciones de violetas y negros ejerce una atracción magnética muy parecida. Una escultura de madera venida del Congo y erizada de la cabeza a los pies de tachuelas y clavos parece aludir a uno de esos trances chamánicos en los que lo humano y lo animal se disuelven en un flujo sagrado de metamorfosis.

Buscando la exposición de Matisse he tenido que pasar por las galerías de Roma, y al doblar una esquina que no era me he visto perdido entre pinturas aborígenes australianas en corteza de árbol y trajes completos coronados de máscaras que se usaban en Papua para las danzas de los muertos. Cuando por fin he llegado a ella ha sido como encontrarse en una salita de clase media al regresar de una expedición por África o de una travesía del Pacífico. Me ha sabido a poco. Me ha sabido a lo mismo. Me ha vuelto a poner delante de una evidencia que es hasta cierto punto incómoda, pero que se ha fortalecido cada vez que miro casi cualquier obra de este pintor. Matisse no me gusta nada, o casi. Me esfuerzo honradamente en mirar esos cuadros suyos en el Metropolitan —los interiores con balcones al mar, las odaliscas vestidas o desnudas, los bodegones— y me quedo completamente frío. Me gustan mucho más sus collages de los últimos años, cuando no se levantaba de la cama y decía que pintaba con unas tijeras. Soy capaz de apreciar la belleza limpia del color, la agilidad de los trazos, pero es como si mirase la cara de una mujer muy guapa de la que sé que no podría enamorarme: igual que aprecio las perfecciones objetivas de esas ciudades en las que no viviré nunca y que no me dejan huella; superficies demasiado pulidas, fotogenia de lo muy bien organizado.

Los harapos de los vagabundos callejeros de Bellows vienen en línea recta de los filósofos indigentes de Velázquez

Sin darme cuenta he atravesado entera la exposición de Matisse. Los coloridos de los souvenirs y las reproducciones de la tienda de regalos acentúan la sensación de banalidad decorativa. Tazas, postales, láminas, carteras, monederos, pañuelos, bolsos, alfombras, cortinas de ducha de Matisse. Buscando la salida veo un ascensor abierto y delante de él una flecha y un cartel que anuncia a George Bellows. Con desgana y fatiga, por seguir a la gente, tomo yo también el ascensor. De George Bellows conozco, como todo el mundo, uno o dos cuadros magníficos de combates de boxeo. Como la ignorancia es perezosa anticipo con desmayo toda una exposición hecha de cuadros de combates de boxeo.

Porque no esperaba ninguna sorpresa el impacto es mayor. George Bellows llegó con poco más de veinte años a Nueva York a principios del siglo pasado y murió tan sólo veinte años después. Edward Hopper, su contemporáneo exacto, tardó más que Bellows en desplegar su talento, pero le sobrevivió medio siglo. Los dos fueron discípulos del gran Robert Henri, que los alentó al mismo tiempo a estudiar a los grandes maestros europeos y a fijarse en la vida urgente y desgarrada de una ciudad en crecimiento explosivo. Bellows pinta a una mujer pelirroja y desnuda y su carne tiene una crudeza sexual aprendida en Manet. Los harapos de sus vagabundos callejeros vienen en línea recta de los filósofos indigentes de Velázquez. Su nervio satírico para el dibujo procede de Goya y sobre todo de Daumier. En las caras de miradas ansiosas y bocas abiertas y embobadas del público brutal de sus combates de boxeo están los rasgos de las pesadillas de Goya, las cabezas asomadas a los graderíos taurinos o deformadas por las máscaras del carnaval.

Cuando Bellows pinta el inmenso socavón donde estarán los cimientos de la estación de Pennsylvania nos parece ver los desmontes lúgubres de la pinturas negras o de los fusilamientos. Pintó y dibujó a los niños de los barrios de emigrantes, los niños que juegan o pelean en la calle o se bañan desnudos en las aguas sucias de los muelles del East River, con una atención respetuosa que parece anticipar las fotografías de Helen Levitt. Vivió en un tiempo en el que el dibujo tenía aún una presencia relevante en la prensa y en el que la pintura no había renunciado a su capacidad documental. Pintó a grupos de trabajadores ateridos que aguardan en una mañana nevada de invierno a que empiece la descarga de un transatlántico recién atracado. Pintó el trabajo en los astilleros y la diversión plebeya y populosa en la playa de Coney Island, la confusión del tráfico a la hora punta en Times Square, las sombras azuladas sobre la nieve en Riverside Park.

Murió joven, probablemente confuso ante la evolución del arte moderno. En el canon de la pintura del siglo XX ocupa un lugar no invisible, pero sí modesto. Pero cuando es bueno es magnífico, y a mí me emociona más que Matisse.

Matisse. En busca de la verdadera pintura. Metropolitan Museum. Nueva York. Hasta el 17 de marzo.

George Bellows. Metropolitan Museum. Nueva York. Hasta el 18 de febrero.

www.antoniomuñozmolina.es

Expand

Al menos 245 muertos en el incendio de una discoteca en Brasil

Los bomberos desalojan a los heridos de la discoteca Kiss.| Efe | Germano Rorato | VEA MÁS IMÁGENES

 

subir imagenes

Al menos 245 personas han muerto esta madrugada en un incendio en la discoteca Kiss de Santa María, en el estado de Río Grande do Sul, al sur de Brasil, según la policía local.

De acuerdo con el comandante del Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militarizada del estado de Río Grande do Sul, Cléberson Bastianello, hasta ahora han sido trasladados 180 cuerpos al Centro Deportivo Municipal, en donde se realizarán las tareas de identificación.

"En este momento tenemos aquí 180 cuerpos, pero infelizmente ese número va a aumentar. Algunas personas fueron llevadas a los hospitales ya muertas", afirmó el oficial.

Bastianello admitió que las tareas de remoción en los escombros de la discoteca Kiss aún no han concluido, por lo que también pueden ser retirados más cuerpos del local.

El número de heridos aún no ha sido oficialmente establecido, pero algunas fuentes oficiales citaban inicialmente cerca de 200.

Uso de bengalas

El incendio ocurrió en una discoteca de Santa María, en el sureño estado de Río Grande do Sul, fronterizo con Uruguay y Argentina, en la que se realizaba una fiesta de los estudiantes de diferentes cursos de la Universidad Federal de Santa María.

Según los testimonios recogidos por los medios brasileños, el fuego comenzó cuando el vocalista de la banda de música que se presentaba ante el público realizó un espectáculo pirotécnico. Las chispas de las bengalas usadas impactaron contra el material de aislamiento acústicodel techo, lo que hizo que se propagaran rápidamente las llamas y se extendiera una densa humareda en el recinto.

Todo apunta a que las víctimas murieron asfixiadas o aplastadas por la multitud que trataba de buscar una vía de escape.

Los bomberos están intentando extraer los cuerpos, por lo que no se descarta que suba el número de víctimas. Además, hay numerosos heridos graves, que han sido trasladados a diferentes hospitales de la región.

Piden voluntarios médicos y enfermeras

Según la prensa local, había unas 2.000 personas en el interior de la discoteca, que asistían a una fiesta universitaria. En el momento de la tragedia, la cifra de asistentes era de unos 500.

Los bomberos han pedido a los familiares que busquen información directamente en las autoridades, mientras que las autoridades estánsolicitando voluntarios médicos y enfermeras para atender a los heridos.

El fuego pudo ser controlado a las 5.30 hora local, pero los bomberos aún seguían en el interior de la discoteca para recuperar los cuerpos que aún permanecen en el recinto.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, de viaje oficial en Chile, ya ha sido informada de la tragedia.

Expand

CD LARA POR UN ESTRENO VICTORIOSO

 

 

subir imagenes

El Club Deportivo Lara, ahora dirigido por Lenín Bastidas y con el alivio de no bregar con los problemas económicos que le afectaron en el semestre anterior, se lanza a la reconquista de terreno en el balompié nacional, al recibir al Zamora FC, un equipo que cambió de rostro con la llegada de Noel Sanvicente y aparece como candidato al título, en el estadio Metropolitano de Cabudare (5.00 pm), al jugarse la segunda fecha del torneo Clausura.

La tropa rojinegra vivió momentos de incertidumbre durante el Apertura pasado, producto de una deuda enorme que vino a saldarse en las fechas finales del certamen por la amenaza de los jugadores de no volver al terreno de juego, pero apareció el Ejecutivo regional para hacerse cargo del equipo y convertirse en el principal soporte económico y a la vez garantizar la continuidad del elenco, al menos hasta el mes de mayo.

En el banquillo hay otro nombre, aunque es cara conocida. Lenín Bastidas aceptó el reto de dirigir al equipo crepuscular, tras la renuncia de Eduardo Saragó, y tratará de conducir al equipo con el camino del éxito, justo cuando afronta un par de frentes súper exigentes: torneo Clausura y Copa Libertadores.

“Es un paso importante en mi vida. Gracias a Dios que estoy acompañado de grandes jugadores y compañeros en el cuerpo técnico. Estará mi familia y amigos acá, la verdad va a ser muy especial para mí”, soltó Bastidas, quien, tras cumplir un largo ciclo de colaborador, asume el mayor compromiso de su corta carrera.

No tiene mucho tiempo para experimentar el nuevo DT. De hecho, necesita ganar desde el principio, y más si se trata de un rival directo, si es que quiere que su equipo se anote en la carrera por el título. Es el primer duelo de local y no puede permitirse las libertades del semestre anterior, cuando dejó escapar muchos puntos en casa y terminó apartado de la batalla por el título, relegado al sexto lugar.

“Nosotros tenemos nueve juegos en casa, si los ganamos todos serían veintisiete puntos y eso sería un trecho importante. En este partido enfrentamos a un candidato al título como es Zamora, ese equipo tiene a un gran técnico, pero el ganar y sobre todo a un rival directo sería fundamental”, destacó el caraqueño, que en los juegos de pretemporada le dio una ligera variación al esquema táctico tradicional, al apelar al tradicional 4-4-2, con el colombiano Zamir Valoyes más libre, sin tener que estar todo el partido ceñido a la raya derecha.

En tanto, en la visita (Zamora) también colocan el duelo ante el cuadro larense como trascendental, razón por la cual anuncian que vendrán en busca de un valioso botín, sin tenerle miedo a la jerarquía ni el poder ofensivo del local.

“Sabemos que va a ser duro, pues es un equipo que va a jugar Copa Libertadores, que viene descansado porque no jugó en la primera fecha, pero que también tiene que cuidarse de nosotros, porque vamos a hacer todo lo posible por traernos los tres puntos”, advirtió “Chita” Sanvicente, estratega del cuadro llanero.