Avisar de contenido inadecuado

El alcohol mató a Winehouse

{
}

 

 

LONDRES.— Amy Winehouse murió por una intoxicación accidental con alcohol cuando volvió a beber tras un periodo de abstinencia, corroboró una segunda investigación.

La forense Shirley Radcliffe dictaminó que la estrella de soul de 27 años “murió como resultado de una toxicidad por acohol” y fijó un veredicto de muerte accidental. Agregó que el deceso no ocurrió en circunstancias sospechosas.

Winehouse “consumió voluntariamente alcohol, un acto deliberado que tomó un giro inesperado y la llevó a su muerte”, declaró. El veredicto fue idéntico al presentado tras una primera investigación en 2011. Pero el resultado de esa autopsia fue anulado cuando se descubrió que la forense original no tenía calificaciones adecuadas para hacer el trabajo.

La cantante ganadora del Grammy, quien luchó por superar problemas de alcoholismo y drogadicción, fue encontrada muerta en su casa de Londres el 23 de julio de 2011, con botellas de vodka vacías alrededor.

Radcliffe dijo que en una revisión postmortem se encontró que Winehouse tenía un nivel de alcohol en la sangre cinco veces mayor al límite legal para poder conducir y superior al nivel considerado potencialmente mortal. La forense señaló que una cantidad así de alcohol puede afectar el sistema nervioso central tanto que un paciente puede “quedarse dormido” y no despertar.

El patólogo Michael Sheaff dijo en la investigación que posiblemente Winehouse había sufrido un paro respiratorio tras consumir tanto alcohol. El nivel en su sangre era de 416 miligramos por cada 100 mililitros, o 0.4%, mientras que el límite para poder conducir en Gran Bretaña es de 0.08%. La familia de Winehouse no asistió a la conclusión de la segunda investigación en el Tribunal Forense de Saint Pancras.

Winehouse alcanzó fama mundial con su álbum de 2006 Back to Black. Su errático comportamiento público, su turbulenta vida privada y sus constantes problemas de salud, que incluían convulsiones, enfisema pulmonar y bulimia, solían opacar su talento musical.

La doctora, Christina Romete, dijo durante la investigación forense que Winehouse había logrado dejar las drogas pero que le había costado trabajo dejar el alcohol, por lo que pasaba periodos de abstinencia y recaídas. Amy comenzó a beber pocos días antes de su muerte, luego de pasar casi dos semanas sin hacerlo.

“Dijo que comenzó a beber de nuevo porque estaba aburrida”, dijo Romete, quien vio a Winehouse el día antes de su deceso. “Le pregunté a Amy si iba a dejar de beber esa noche y me dijo que no sabía”.

{
}
{
}

Deja tu comentario El alcohol mató a Winehouse

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre