Avisar de contenido inadecuado

Asesinados 20 niños y seis adultos en una escuela infantil de Connecticut

{
}

 

Imagen del asesino en el año 2005.

Un tiroteo en una escuela de educación primaria de Newtown, Connecticut (EEUU), ha dejado un saldo de 26 muertos, entre ellos 20 niños de entre cinco y 10 años, según fuentes policiales. Además, han fallecido el propio agresor y otro familiar ha sido hallado muerto en la casa del asesino.

El autor de los disparos, un joven de 20 años identificado como Adam Lanza -aunque la Policía se ha negado posteriormente a confirmar su nombre-, se suicidó tras la masacre, según 'The New York Times'. Su cuerpo se encontró dentro del recinto escolar.

En un principio se pensaba que la madre del asesino también había muerto en el colegio pero, a falta de confirmación oficial, fuentes policiales han filtrado que su cadáver fue encontrado en el domicilio familiar.

El joven, vestido con ropas negras entró en la escuela con dos armas y tenía otra en su coche, un rifle. Encaminó sus pasos a la clase de su madre, donde desató la masacre. Según ha informado Dannel Malloy, el gobernador de Connecticut, 18 niños y seis adultos fallecieron en la escuela y otros dos menores en el hospital. Aún hay una persona gravemente herida. "Nunca puedes estar preparado para este tipo de incidente. Lo que ha pasado va a dejar una marca en esta comunidad y en todas las familias a las que ha impactado", dijo Malloy.

Dos de los adultos fallecidos son la directora del centro, Dawn Hochsprung (47 años, natural de la vecina localidad de Naugatuck y madre de dos niñas y tres hijastras) y una psicóloga, Mary Sherlach, de 56 años. Ambas mujeres no dudaron en salir de la sala en la que estaban al primer disparo, comentó la consejera escolar Diane Day, que se encontraba reunida con ellas. "No lo pensaron dos veces y salieron a enfrentarse o a ver lo que estaba pasando", comentó, tras confesar que ella misma se metió debajo de la mesa al oir los disparos.

Su hermano mayor, Ryan, de 24 años y al que al principio confundieron con el asesino, fue retenido e interrogado por la policía, que concluyó que aparentemente no está implicado en el tiroteo. Ryan no estaba en el lugar de los hechos. También están interrogando a los compañeros de piso del supuesto asesino.

En una rueda de prensa, Paul Vance, portavoz de la policía estatal, ha afirmado que "la zona ya es segura y que no hay más personas en peligro" y ha tratado de tranquilizar al resto de escuelas del distrito. Al conocer la noticia, el hospital Danbury, el más próximo al colegio, cerró las Urgencias y se puso en alerta para recibir a los heridos. Sin embargo, de poco sirvió porque pocos de los disparados sobrevivieron.

Una niña entrevistada por la NBC explicó que escuchó como "siete 'booms', grandes explosiones" cuando estaba en clase de gimnasia. Los niños evacuados de la escuela relataron a la salida del centro el horror vivido: "Nos dijeron que cerráramos los ojos", contó una pequeña de nueve años.

Richard Wilford, padre de un alumno de la escuela, se preguntaba desesperado: "¿Qué piensa un padre dirigiéndose a una escuela donde hay un tiroteo? Es el momento más aterrador de la vida de un padre (...) No tienes ni idea".

Obama, conmocionado

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue informado del incidente una hora después de que ocurriera y está recibiendo actualizaciones constantes de la situación, según informó la Casa Blanca. Obama telefoneó al gobernador de Connecticut, Dan Malloy, para enviar sus condolencias a las familias de las víctimas. En una comparecencia, visiblemente emocionado, ha mostrado su voluntad de "reunirse con quien sea necesario para evitar que estos hechos se repitan".

Se trata de la mayor tragedia de una escuela estadounidense y delséptimo tiroteo en un centro de enseñanza este año, que han dejado en total 39 muertos. Obama ha ordenado que las banderas de los edificios oficiales se mantengan a media asta.

La policía recibió una llamada de emergencia contando que había disparos en la escuela a primera hora de la mañana. El Senador Chris Murphy ha declarado que está "conmocionado y triste por las terribles noticias. Rezo por esos niños, por el profesorado y por sus familiares para que puedan estar a salvo lo antes posible".

Newtown tiene una población de 27.000 habitantes. El colegio en el que se ha producido el tiroteo atiende a niños desde primaria hasta cuarto grado. Es uno de los cuatro centros de primaria que hay en el distrito y cuenta con 626 estudiantes, además de 46 adultos que forman la plantilla.

subir imagenes

{
}
{
}

Deja tu comentario Asesinados 20 niños y seis adultos en una escuela infantil de Connecticut

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre