Avisar de contenido inadecuado

Asesinan a mujer que reclamaba justicia por la muerte de su hijo en Bolívar

{
}

Desde 2005, Aidé Margarita Rojas Valdez se había embarcado en una empresa a la que le dedicó prácticamente cada día: exigir justicia por el asesinato de su hijo. Siete años después, las denuncias le granjearon varios enemigos, y durante la noche del domingo recibió varios balazos que la dejaron sin vida.

Después de seis años del homicidio de Ramón Alfredo González Rojas, de 16 años, mataron a su mamá, Aidé Margarita Rojas Valdez, de 53 años. La mujer estaba la noche del domingo frente a su casa, acompañada por dos de sus nietos, cuando un sujeto se le acercó y le disparó en varias oportunidades.

Eran las 7:30 de la noche cuando los vecinos de la calle Ricaurte del barrio Pinto Salinas, en San Félix, escucharon más de seis detonaciones. Al salir de sus hogares vieron a la mujer herida. La trasladaron al hospital de Guaiparo, donde falleció a los pocos minutos.

El homicidio de Aidé podría estar relacionado con el asesinato de su hijo, quien fue atacado por cuatro sujetos que lo interceptaron para robarlo y, al poner resistencia, lo apuñalearon.

El joven estaba a pocos metros de su casa esperando un taxi. A pesar de estar herido con puñaladas en ambos pulmones, en el cuello y en los brazos, buscó ayuda. 

“Cuando estaba llegando a la casa, gritó y salimos, pero yo pensaba que era mi otro hijo que andaba en la calle, pero cuando salimos él se cayó y lo metimos a la casa para revisarlo. Le quitamos la franela porque estaba ensangrentado y le vimos los huecos en la espalda de las puñaladas que le dieron”, dijo en ese entonces Aidé Rojas.

“Mataron a mi hermano sólo por una gorra, porque ni dinero se llevaron. Se ensañaron con él porque le dieron varios golpes en la cara y además lo arrastraron porque tenía raspones en el cuerpo”, dijo ese día Ana González, hermana del joven.

Los reconoció

Ramón Alfredo no murió de forma inmediata y, según fuentes no oficiales, antes llegó a decirles a su padre y a su hermana, (Cecilio Ramón y Cecilia del Valle), quiénes fueron los atacantes. Desde ese entonces la familia del menor comenzó a buscar justicia.

El Popi, el Guillao, el Toto y el Chocao, serían los homicidas. Después de las investigaciones de las autoridades competentes, el último de los nombrados, de nombre Elvis Jesús Subero, fue capturado e imputado por homicidio calificado perpetrado con alevosía en grado de complicidad correspectiva. Fue en marzo del 2011 cuando el detenido fue condenado a siete años y seis meses de prisión.

Aidé Rojas señaló ante las autoridades que el acusado era su vecino de toda la vida y tenía ciertos problemas con la madre de Subero.

Después de la sentencia contra Subero, la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Bolívar, refutó la decisión del Tribunal Tercero en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal donde fue condenado Elvis Jesús por violaciones de normas procedimentales. Se solicitó la celebración de un nuevo juicio oral ante un juez distinto y se desconoce si la apelación fue aceptada y si Subero llegó a pagar la condena o no.

{
}
{
}

Deja tu comentario Asesinan a mujer que reclamaba justicia por la muerte de su hijo en Bolívar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre