Avisar de contenido inadecuado

Atrévete a usar el libre albedrío / MAYTTE

{
}

 

Cuando hemos vivido gran parte de nuestra vida sujetos a los comentarios, las sugerencias o las indicaciones de otras personas, y tomamos la decisión de renunciar a esta clase de dependencia para hacer nuestras propias elecciones y tomar en cuenta nuestro punto de vista, necesidades e intereses, nos es difícil hacerlo con la confianza necesaria para no volver atrás.

Son muchas las razones por las cuales en un momento dado puedes dejarte influenciar por los demás: porque no sabes qué hacer, porque quieres complacerlo, por temor a equivocarte, para sentirte aprobado o simplemente, porque desde pequeño alguien decidió por ti y no aprendiste a hacerlo.

Date permiso para ser tú mismo y para vivir como quieres. Eres tú quien tiene que aprender a conducir su propia vida con madurez, confianza, responsabilidad y libertad, asumiendo las consecuencias de tus elecciones.

Uno de los regalos más grandes que nos ha dado el universo es el libre albedrío; esto significa que puedes elegir cómo vas a vivir cada situación o momento en tu vida. ¡Úsalo conscientemente!

Tú eres el único que puede protegerte, no te dejes afectar negativamente o manipular por los demás, haciéndote sentir responsable o culpable de una situación, en especial cuando sus artes van dirigidas a sacar algún tipo de beneficio de ti.

Es importante analizar siempre la sugerencia o información que otra persona nos da antes de dejarnos llevar por ella para tomar una decisión que pudiera ser definitiva. Hay un momento en nuestra vida en el que tenemos que comenzar a ser responsables de tomar nuestras propias decisiones y, al mismo tiempo, asumir las consecuencias con madurez, compromiso y dignidad.

Los errores que cometemos son la única forma que tenemos de aprender para corregir y ajustar el rumbo que lleva nuestra vida. No te juzgues tan duramente y, en lugar de preguntarte por qué lo hiciste, acepta que te equivocaste con calma y disponte a corregirlo para que no vuelva a sucederte.

Atrévete a tomar tus propias decisiones. Esto siempre dependerá de la interpretación que le das a cada situación, porque en realidad estas no nos afectan por lo que son en sí, sino por la forma en la que cada uno de nosotros las interpreta. Sé tú mismo, analiza la situación que enfrentas y saca tus propias conclusiones. Mantén un criterio propio y no te dejes influenciar por los demás sin verificar la veracidad de su información.

Que tus decisiones y acciones correspondan a tus pensamientos, creencias y valores; nunca hagas nada que atente contra tus principios y valores esenciales.

{
}
{
}

Deja tu comentario Atrévete a usar el libre albedrío / MAYTTE

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre