Avisar de contenido inadecuado

EL CONCRETO LIQUIDÓ LAS ÁREAS VERDES DE CABUDARE

{
}

 

La aspiración de construir una ciudad con el concepto de Ciudad Ecológica, donde el verdor prevaleciera, cada día pareciera alejarse de esa premisa medular ampliamente descrita en el Proyecto de Ordenanza de Zonificación (PDUL) de Cabudare, aún en el congelador.
Las anteriores declaraciones corresponden al ingeniero Manuel Cols, expresidente de Fudeco, quien afirmó que la Alcaldía de Palavecino, no cuenta con una estrategia para fortalecer el verdor de la ciudad, “por el contrario hay un total descuido de las zonas verdes aledañas a las quebradas ignorando, que esas son de las escasas áreas con vegetación natural que a la larga nos podrían quedar”.
Por otra parte, expresó a los medios de comunicación, que los diseños de vialidad en Palavecino, ignoran la construcción de aceras lo suficientemente anchas para colocar especies vegetales, sin interferir el tránsito peatonal, dado la prioridad la tienen los carros.
Puso énfasis al sostener que las últimas secciones de calles construidas “o reconstruidas” como La Puerta, Simón Planas, Tarabana, Universidad y Santa Bárbara, no tienen espacios para colocar árboles o los han minimizado”.
Hay diversas calles con islas para vegetación sin ningún cuidado, detallando el tramo de la Avenida Libertador frente a Camino de La Mendera y la misma El Placer.
En muchas zonas los particulares han tapado con cemento los puntos para colocar árboles y la Alcaldía ha sido cómplice con su silencio, caso las avenidas La Montañita y El Placer.
Remarcó Cols que el ecocidio cometido en la Avenida La Puerta, ahora llamada Bicentenaria:?“Tenía amplias zonas verdes, tanto en la isla central como en los laterales, pero fueron reemplazadas por el concreto”.
-Como no hay una política de arborización decidieron echarle cemento parejo a todas estas aéreas, así se ahorran recursos en mantenimiento pero se liquida lo ecológico y lo establecido en el PDUL, aseveró.
Una ciudad sin árboles en sus calles, agregó Cols, es un ambiente inhóspito, un reverbero, que afecta de manera directa la calidad de vida. Amplió que el mantenimiento de las zonas verdes no puede catalogarse como un gasto improductivo, todo lo contrario, le adiciona un alto valor a la ciudad.
Años atrás se mantuvieron acuerdos, con empresas pero la actual gestión los eliminó.

{
}
{
}

Deja tu comentario EL CONCRETO LIQUIDÓ LAS ÁREAS VERDES DE CABUDARE

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre