Avisar de contenido inadecuado

Condenan a 20 años de cárcel a la madre que mató a su hijo y lo metió en una maleta

{
}

Mónica Juanatey durante el juicio. | Pep Vicens

 

El Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Palma, presidido por el juez Eduardo Calderón, ha condenado a 20 años de cárcel a Mónica Juanatey por haber asesinado a su hijo César y haber ocultado su cadáver en una maleta que luego ocultó en un barranco de Menorca.

Juanatey fue declarada culpable el pasado 25 de octubre por un jurado popular, que consideró que ella había causado la muerte de su hijo de nueve años de forma alevosa.

El Tribunal considera probado que Juanatey, de 34 años, ahogó a su hijo en la bañera y lo metió en la maleta que ocultó en un barranco en la zona de Cala Binidalí, que fue hallada en noviembre de 2010 por los hijos de la propietaria de la finca mientras realizaban labores de desbroce de ramas.

En la sentencia también se recoge que la acusada actuó "de forma súbita, sorpresiva e inesperada, lo que evitó toda posibilidad de defensa del niño".

El magistrado destaca que el jurado popular se basó en la declaración que la acusada ofreció en el Juzgado de Instrucción, que se ha valorado como la más creíble y en la que la propia Juanatey confesó haber sido ella la autora de la muerte. De esta forma, ha considerado como falsa la versión que dio en el juicio, en la que alegó que no recordaba nada de lo ocurrido.

La sentencia considera a Juanatey responsable de un delito de asesinato con la concurrencia de parentesco como agravante y considera "como hecho probado que una mañana de entre los días 7 y 11 de julio de 2008" la condenada "preparó el baño para su único hijo y le ahogó".

El escrito concluye que "la acusada, para ahogar a su hijo y causarle la muerte, actuó de forma súbita, sorpresiva e inesperada, lo que evitó toda posibilidad de defensa del niño".

'Carente de lógica'

"La descripción de cómo dijo haber encontrado el cuerpo de su hijo les parece por lo menos a ocho de los miembros del jurado carente de lógica y más aún teniendo en cuenta que la amnesia selectiva y fugaz por ella referida no tiene base ni explicación algunas según el dictamen unánime de los cinco forenses", destaca la sentencia, que también pone énfasis en el comportamiento de Juanatey anterior y posterior a la muerte del niño (que le pidiera que le llamara tía y el hecho de hacer creer a sus allegados que César estaba vivo cuando en realidad ya había fallecido).

El Tribunal ha descartado que los agentes de Policía influyeran o condicionaran a la acusada para que se declarara culpable cuando fue detenida, según contó ella misma durante el juicio.

Además de los 20 años de prisión, Juanatey deberá pagar las costas procesales.

El cadáver del menor fue hallado en 2010 en el interior de una maleta en Menorca, dos años después de haber fallecido. En el interior de la maleta, Juanatey metió todos los efectos personales del niño. Gracias a eso la Policía pudo identificar el cuerpo.

En su estuche de colores César había escrito su nombre e iniciales en el hueco ocupado por la goma de borrar. El nombre casi borrado de César (con la "a" ilegible) y las siglas J.F. en su estuche guiaron las pesquisas policiales hasta la identidad del menor, cuyo DNI no había sido renovado en Noia (A Coruña), donde había vivido con sus abuelos hasta que, días antes de morir, le enviaron para que viviera con su madre.

El jurado rechazó que la acusada sufra una patología psiquiátrica y consideró probado que se hallaba sola en su domicilio cuando ocurrieron los hechos. De esta forma, aceptaron por tanto la teoría de los forenses, que declararon en el juicio que Juanatey "no tiene sentimientos por nadie" y que se trata de una persona "capaz de distinguir el bien del mal y de controlar su conducta".

subir imagenes

{
}
{
}

Deja tu comentario Condenan a 20 años de cárcel a la madre que mató a su hijo y lo metió en una maleta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre