Avisar de contenido inadecuado

Conozca los mitos sexuales más comunes en los venezolanos

{
}

 

 TAGS:undefined

Por: Kenelma García

Los mitos son creencias que no tienen ninguna base de donde sustentarse y nacen de la necesidad de dar explicación a hechos que en su momento no la tenían; estos han crecido con el pasar del tiempo y de las generaciones, y a veces hasta parecen ser ciertos.

Para erradicar esta ola de mitos en cuanto a la sexualidad es importante acceder a información fidedigna y avalada por especialistas; en este caso el médico sexólogo y psicoterapeuta Gerardo Giménez nos explica cuáles son los mitos más comunes entre la sociedad venezolana.

-La masturbación puede producir disfunción eréctil: es una especie de creencia donde la función eréctil es como una batería que se gasta con el uso hasta que se pierde por completo, lo cual es completamente falso.

-La masturbación puede ser vista como una perversión o enfermedad sexual: el hecho de autoestimularse no debe ser visto como un problema sexual; de hecho desde la niñez se comienza con esta estimulación de los genitales pero sin connotación sexual.

-El coito interruptus evita los embarazos: a pesar de la difusión de información acerca de esta creencia, los jóvenes siguen mal utilizando esta práctica como método anticonceptivo, lo que ha provocado un gran número de embarazos no planificados.

-Falsos métodos anticonceptivos: brincar después de que se ha terminado el acto sexual para evitar que los espermatozoides suban, al igual que realizar la relación sexual de pie o lavarse al terminar el acto para evitar un embarazo o la transmisión de alguna enfermedad.

-El exceso de actividad sexual aumenta el tamaño de la vagina: esto también es falso. La actividad sexual no interviene en el tamaño de los miembros genitales, ni masculinos, ni femeninos. Son órganos que se adaptan para el momento del encuentro sexual y luego vuelven a su estado de reposo.

-La estimulación anal no es para hombres: esto sucede porque quienes utilizan, con mayor frecuencia, el ano con el fin de obtener placer sexual son las parejas homosexuales, pero el acto no es lo que define la tendencia sexual de la persona, hay mucho otros componentes que deben estar involucrados para determinar que la relación es homosexual.

-La esperma es buena para el acné: esto es algo que se ha escuchado desde hace mucho tiempo, sin embargo, no hay ningún fundamento científico que lo respalde.

-Los calvos son más activos sexualmente: esto se cree porque la presencia de testosterona hace que se caiga el cabello, sin embargo, hay dos puntos importantes que resaltar, uno es que la caída del cabello puede ser una condición genética, no solo se cae por exceso de testosterona, y dos es que el hecho de que un hombre tenga suficiente testosterona no asegura que sea sexualmente más activo, porque ese es sólo un factor, para la sexualidad influyen otros elementos como patrones aprendidos, la atracción por la otra persona, el tipo de relación que lleve (si ha caído en monotonía, si vive una relación tormentosa, etc.)

-Después de la primera relación sexual el cuerpo cambia: es muy común escuchar que cuando las mujeres se inician sexualmente se le nota en su manera de caminar, pero esto es falso Giménez explica que el acto sexual es algo completamente natural y que no tiene que influir en la anatomía de la persona.

Finalmente el especialista comenta que hay muchos mitos que han pasado a la historia gracias a la cantidad de información que se maneja frecuentemente en referencia a estos temas; sin embargo, siempre es importante mantener y cultivar una adecuada salud sexual para que las personas tengan conocimiento de la materia y no caigan en errores por creencia en mitos.

Fuente: Gerardo Giménez. Médico sexólogo psicoterapeuta. Twitter: @medsex Teléfonos: 0212.266.21.32 / 0414.919.56.56

{
}
{
}

Deja tu comentario Conozca los mitos sexuales más comunes en los venezolanos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre