Avisar de contenido inadecuado

EVANGÉLICO ES ARROLLADO Y ABANDONADO EN EL OBELISCO

{
}

 

El cuerpo del señor Carlos Meléndez (56) fue encontrado debajo de las escaleras del Obelisco

A las 6 de la mañana de ayer funcionarios de la Policía Nacional recibieron una llamada de las personas que a diario acuden al Obelisco a caminar y ejercitarse, indicando que se encontraba el cuerpo sin vida de una persona.

Los funcionarios acudieron hasta el lugar y efectivamente estaba el cuerpo sin vida de un hombre tirado boca arriba, su camisa abierta, sus pantalones un poco abajo, la gorra y los lentes tirados a un lado de su cuerpo y le faltaba el zapato izquierdo; se le había caído. Muchos especularon al momento que la víctima había sufrido algún ataque y otros que lo habían asesinado a golpes y hasta que se había lanzado o caído de las escaleras.

Funcionarios del Eje Contra Homicidios llegaron hasta el lugar para hacer la inspección del caso. Aparte de curiosos y efectivos de otros cuerpos estaban los hijos y la esposa del señor Carlos Enrique Meléndez (56) quienes se enteraron a través de una llamada telefónica.

Los sabuesos comenzaron con su respectiva labor e hicieron la revisión del cuerpo del fallecido. Los funcionarios, al tocarlo, no encontraron fractura aparente, ni golpe alguno en su cráneo. Observaron ciertas partes del cuerpo y observaron en el costado derecho, así como en el brazo derecho, diversas escoriaciones. Además su vestimenta estaba algo sucia, lo cual llevó a los investigadores científicos a determinar que no se trataba de un suicidio, ni un ataque cardiaco; habría muerto tras ser arrollado.

Se estima que la muerte tuvo lugar entre la noche del martes o madrugada de ayer. El accidente en el cual perdiera la vida Meléndez habría ocurrido en las adyacencias de El Obelisco y aparentemente alguien habría colocado su cuerpo debajo de las escaleras del monumento.

No llegó a su hogar
La señora Nelly de Meléndez no paraba de llorar al ver cómo su compañero de 36 años había perdido la vida. La dama cuenta que la última vez que vio a su esposo fue a las 8 de la mañana del martes cuando salió de su vivienda ubicada en la parcela 33, manzana C del sector 8 del barrio La Paz, al oeste de la ciudad.

El señor era herrero y dueño de un taller ubicado en la avenida Venezuela. La noche del martes Meléndez no llegó a su hogar como era su costumbre. Pasadas las 8 de la noche sabía que no lo haría por lo cual pensó que se había quedado en el taller debido a que se le hizo tarde.
La señora relató que su esposo era cristiano evangélico y a diario acostumbraba llegar a su hogar a las 8 de la noche, a pesar de que salía de su trabajo a las 6 de la tarde, porque acostumbraba quedarse en las paradas transmitiendo la palabra de Dios a las personas que allí se encontraba.

De forma lamentable falleció el herrero, quien deja huérfanos a cinco hijos, todos mayores de edad.

subir imagenes

{
}
{
}

Deja tu comentario EVANGÉLICO ES ARROLLADO Y ABANDONADO EN EL OBELISCO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre