Avisar de contenido inadecuado

JUAN CANELÓN CUMPLE CIEN AÑOS: LA LEYENDA DEL COLEO EN VENEZUELA

{
}

 

Para los amantes del coleo en Venezuela, hasta hace algunos años no podía haber fiesta de categoría en una población llanera si en su manga no había la presencia de aquel joven larense que muy pronto se dio a conocer como El Zambo Juan Canelón.
“Yo comencé en el coleo a los diez años, creo, y después no me cansé de tumbar toros en todas partes”, dice Juan Canelón, quien este viernes 28 llega a los cien años de vida.
“Es toda una leyenda deportivaque merece todos los reconocimientos que le hagan porque siempre se destacó en ese deporte tan difícil”, dice Ángela Rojas, su amiga y una de las organizadoras de la celebración a cumplirse este viernes en Duaca, con el patrocinio de la Alcaldía del municipio Crespo.
Con su inseparable sombrero y su mascada de chimó, y a pesar de su prolongada edad y disminuida audición, Juan Canelón no pierde su picardía, la alegría que siempre exteriorizó en las mangas.
Recuerda el año de su retiro, en 1968, aunque piensa que aún podía dar más.
“Yo todavía podía seguir coleando porque venía de hacer tres tardes en las cuales logré los 9 puntos, pero los muchachos me convencieron de retirarme por una hernia que tenía”, refiere melancólico.
Al preguntarle sobre las diferencias entre el coleo de ayer y el de hoy, piensa que antes era más popular y en la actualidad es más técnico.
“En mi tiempo llegábamos a colear hasta 20 toros en una tarde; hoy no porque hay reglas nuevas y también hay muchos loquitos por ahí”.
Recuerda sus mejores equinos con los cuales logró más triunfos.
“El mejor que tuve fue La Cervatana”, una yegua, pero también tuve La Reliquia y El Rocío, este último lo vendí por cinco mil bolívares a un capitán de Caracas”, dice.
Recuerda como su mejor tarde una durante las celebraciones del cuatricentenario de Barquisimeto.
-¿Y cuáles eran sus coleadores rivales de la época?
-Había muy buenos como Jesús María Vásquez, Flabio Arrieta, Jesús María Piña y Marcial Garmendia, el padre de Rafael Marcial, entre otros, buenos coleadores y buenos amigos.
-¿Y todavía va a los toros?
-Es que ahora no hay tardes de toros coleados sino noches y yo me acuesto temprano, responde con una carcajada.
-¿Y tuvo muchas novias cuando era coleador?
-Sí las tuve, pero llegó esta tocuyana y se llevó el trofeo grande porque me casé con ella”, señala mientras abraza a su esposa Ananías Pérez, con quien tuvo ocho hijos.
Aspira a seguir viviendo unos años más y este viernes 28 recibirá el homenaje de su pueblo que le homenajeará con una caravana y una serenata en su Duaca natal.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario JUAN CANELÓN CUMPLE CIEN AÑOS: LA LEYENDA DEL COLEO EN VENEZUELA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre