Avisar de contenido inadecuado

¡Le tengo miedo al láser!

{
}

 

 

El uso del láser siempre ha traído cierto temor, porque se tiene la tendencia a asociarlo con radiaciones malignas para el cuerpo como también a grandes quemaduras, nada más alejado de la realidad. El láser evoluciona rápidamente hacia uno mucho menos agresivo e invasivo para el paciente.
Este procedimiento estético es realmente novedoso, se utiliza para resolver problemas de aspecto físico que antes era difícil o imposible resolver. Tal es el caso de líneas de expresión muy marcadas, como las que se encuentran alrededor de los labios, también cicatrices y estrías, se pueden realizar peeling de forma más controlada, además de tratamientos anti edad y por supuesto es un gran aliado de la cirugía plástica, para todo esto resulta verdaderamente efectivo.
El láser estético tiene dos características principales que debemos conocer y de las cuales, muchas veces no recibimos la suficiente explicación y podemos llevarnos grandes sorpresas.
El láser puede ser ablativo y no ablativo: En el primero, es necesario colocar anestesia. Los resultados no son inmediatos porque se requiere de un mayor tiempo para que se recuperen los tejidos, pero por lo general se precisa solo una sesión. El segundo, es el más utilizado actualmente, pero aún cuando tienen las mismas funciones, con este se demandan de más sesiones para ver los resultados, no es necesario colocar anestesia como el anterior y la recuperación es casi inmediata.
Tipos:
• Láser Alejandrita y láser Diodo: Su uso está destinado a eliminar las manchas oscuras que aparecen en la piel, mejora su textura y tono, tratar el acné, eliminar tatuajes y para hacer depilación definitiva.
• Láser Neodimio-Yag: Es efectivo en el tratamiento de lesiones vasculares y venas varicosas.
• Láser Erbio-Yang y CO2: Es excelente para el rejuvenecimiento de la piel y vaginal.
Un especialista estará capacitado para seleccionar el mejor tipo de láser para cada caso, pero también las intensidades y frecuencias de disparos de luz para cada lesión e imperfección a corregir, además de realizar las indicaciones y recomendaciones pre y post tratamientos, los cuales influyen grandemente en los resultados que deseamos obtener.
Lo importante cuando tenemos temor a un procedimiento estético es conocer a profundidad de que se trata, investigar y luego acudir con confianza a profesionales preparados, pero también experimentados, no hay ninguna duda en cuanto esto… la preparación es importante pero la pericia es fundamental.

{
}
{
}

Deja tu comentario ¡Le tengo miedo al láser!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre