Avisar de contenido inadecuado

Maduro arrancó bajo la sombra de Chávez

{
}

 

Sin luto. Con el rojo, la algarabía y la música que caracteriza las movilizaciones del chavismo, ayer Nicolás Maduro se inscribió para las elecciones presidenciales del 14 de abril. 

La gente que lo acompañó olvidó que Hugo Chávez todavía está en capilla ardiente y ante las propuestas del candidato oficialista gritaban "Así, así es que se gobierna". 

La campaña de Maduro será bajo la sombra del fallecido presidente. En primera instancia su eslogan es "Maduro, desde mi corazón", la frase se reforzó con afiches de Chávez dándole el espaldarazo. Asimismo, el comando de campaña llevará el nombre del fallecido mandatario. 

El candidato del PSUV y otras 12 organizaciones políticas llegó al Consejo Nacional Electoral manejando un autobús y se dirigió al Poder Electoral con el mismo programa de gobierno que presentó Hugo Chávez el pasado 11 de junio de 2012. Salía para alborotar a la gente y finalmente habló desde la plaza Diego Ibarra. 

ELECTORERO Durante su extenso discurso Maduro puntualizó tres promesas: acabar con la inseguridad, reforzar la Misión Vivienda y poner "pepitos" todos los hospitales del país. "Quiero ser el Presidente que salve a Venezuela del crimen", dijo. Además señaló que la próxima semana asumirá un plan de desarme personalmente porque "las armas las tiene que tener una policía decente". Sin embargo, minutos después aseguró estar dispuesto a entregar fusiles para combatir al imperio y a los delincuentes. 

El candidato del chavismo señaló que para Chávez no hay minutos de silencio, sino un siglo de batallas. "No es a Nicolás al que le vamos a dar la victoria el 14 de abril, se la vamos a dar a Chávez para que por la eternidad sea el presidente comandante invicto", sentenció, mientras que la multitud coreaba "Con Chávez y Maduro, ahora hay futuro". 

Varias veces Maduro apeló al sentimentalismo, lloró, evocó al mandatario fallecido y dijo que estaba allí para cumplirle. Cantó el "patria querida" y presentó a su pareja e hijos, incluido un "piquito" a Cilia Flores, reforzando la idea de la familia presidencial. 

Maduro le hizo frente a Henrique Capriles Radonski sin mencionarlo directamente y aseguró que la oposición va a volver al poder el "día del carajo". 

"Nuestro pueblo no es oficialista, nuestro apellido no es de la alta alcurnia, nuestro apellido es Chávez Frías, este pueblo es chavista, bolivariano, cristiano y revolucionario" LOS QUE SOBREVIVIERON El Comando Hugo Chávez Frías, antes Comando Carabobo, fue reestructurado por el candidato oficialista. Jorge Rodríguez, jefe de campaña del 7 de octubre, se endosó a la campaña del 14 de abril en el mismo cargo. 

En la protección del voto quedan igualmente Diosdado Cabello y Jorge Luís García Carneiro. En planificación y medición de la campaña, todos los integrantes son nuevos; ahora quedaron Elías Jaua y Tareck El Aissami. De la Comisión de gestión y programa de gobierno sólo sobrevivió Jorge Giordani y se suman Jorge Arreaza y María Cristina Iglesias. 

Frente a la estrategia electoral sigue al frente Francisco Ameliach, pero también estará Adán Chávez. 

El Polo Patriótico y partidos aliados queda igual. 

Movilización y despliegue sigue bajo la tutela de Darío Vivas, Jacqueline Farías y ahora también estará Rafael Ramírez. 

En propaganda y agitación estarán Ernesto Villegas, actual ministro de Información, y Andrés Izarra, su antecesor. 

El Comando Hugo Chávez tiene una nueva comisión que es la de relaciones internacionales, a cargo de Temir Porras y Maximiliam Sánchez. 

A Cilia Flores se le creó un cargo. Es la secretaria general del comando de campaña, por lo que según anunció Nicolás Maduro, dejará su cargo como Procuradora de la República.

subir imagenessubir imagenessubir imagenes

{
}
{
}

Deja tu comentario Maduro arrancó bajo la sombra de Chávez

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre