Avisar de contenido inadecuado

Márquez destrona a Pacquiao

{
}

Márquez, tras asestar el último golpe a Pacquiao. | Reuters

 

El púgil mexicano tumba al fin a a su gran rival tras alcanzar su rostro con una derecha brutal en el sexto asalto

 

El mexicano Juan Manuel Márquez hizo historia al vencer por nocáut espectacular en el sexto asalto al filipino Manny Pacquiao en la cuarta y decisiva pelea dentro del peso welter que ambos púgiles protagonizaban en su carrera profesional.

Márquez, que perdía a los puntos y había recibido un duro castigo por parte de Pacquiao antes que sonase la campana para finalizar el sexto asalto, colocó una derecha brutal a la contra que llevó directa a la cara del excampeón del mundo filipino que se se desplomó por completo en la lona.

Los cuidadores de Pacquiao tardaron varios minutos antes que pudiesen recuperarlo mientras que Márquez, de 39 años, se subía sobre las cuerdas para celebrar el gran triunfo mientras su rostro mostraba los efectos del gran castigo recibido.

Pacquiao, de 33 años, que había ganado las dos peleas anteriores y otra fue nula, esta vez, en la decisiva, no pudo superar al verdadero verdugo de su brillante carrera profesional.

Pacquiao y Márquez empataron en la primera confrontación mutua (2004). La segunda (2008) y tercera (2011) fueron triunfos para el filipino; todas en controvertidas decisiones después de 12 asaltos.

Márquez, que se llevó una bolsa de 10 millones de dólares, por 25 de Pacquiao dejo su marca en 55-6-1 y 40 nocáuts. Mientras que Pacquiao, que con su segunda derrota consecutiva pone en peligro la deseada ante el estadounidense invicto Floyd Mayweather Jr., la bajó 54-5-2, 38 triunfos por la vía rápida.

'Lancé el golpe perfecto'

"Sabía que Manny podía dejarme fuera de combate en cualquier momento", comentó Márquez después de la pelea. "Lo que sucedió es que lancé el golpe perfecto, que no fue sólo producto de la suerte sino de haberlo entrenado y trabajado durante mucho tiempo", explicó.

Tan perfecto y demoledor que dejó durante más de dos minutos inmovilizado boca abajo a uno de los grandes boxeadores de la historia, congresista por Filipinas y una auténtica estrella mundial, que desde el 2004 le había generado las mayores decepciones profesionales.

Márquez reconoció que la caída que sufrió en el quinto asalto no le ayudó, pero aprendió la lección y salió con la guardia mucho mejor y sin bajar los brazos. "Me pilló con la mano baja", comentó. "Fue un error y lo corregimos desde la esquina", admitió.

Márquez, campeón del mundo en cuatro divisiones de pesos diferentes, explicó que al margen de trabajar el golpe de derecha también tuvo que hacer una gran labor en otros aspectos de su boxeo. "El cambio de ritmo era muy importante porque sabíamos que iba a salir agresivo, así que nuestro boxeo debía ser más técnico y eso fue lo que trabajé", valoró Márquez.

"Sabíamos que iba a ser un combate muy difícil, pero no imposible y trabajamos con esa confianza, al mejorar la fuerza física y la velocidad y el resultado no pudo ser mejor", añadió Márquez, que reconoció más tarde la trayectoria de su rival. "Al abrazarnos le dije que era un gran boxeador", destacó. "No he olvidado que me mandó a la lona cuatro veces en los tres combates anteriores".

En cuanto a la posibilidad de una quinta pelea revancha, Márquez dijo que era pronto para tomar una decisión, pero después de descansar y hablar con su familia tomaría la mejor decisión para todos, aunque ya es consciente que sería la más lucrativa de su brillante carrera deportiva. "Ahora sólo quiero descansar, recuperarme de todo el esfuerzo realizado, y disfrutar de la pelea que siempre soñé que quería, deseaba y necesitaba ganar", concluyó.


{
}
{
}

Deja tu comentario Márquez destrona a Pacquiao

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre