Avisar de contenido inadecuado

¿Mucho trabajo y poco control? Vigile su corazón

{
}

Operadores de servicios telefónicos trabajando en un call center. | El Mundo

 

Si usted es de los privilegiados que cuentan con un trabajo pero que, en plena crisis, ha aumentado considerablemente su carga laboral y tiene poca libertad para tomar decisiones sobre las tareas que realiza en su día a día, quizás el estrés haya hecho mella en vida. Si es así, debe saber (y también debería comunicar a sus jefes) que su corazón presenta más riesgo de sufrir un problema coronario. Y da igual que sea hombre o mujer, joven o con una edad que roza la jubilación, según un estudio ese 'sinvivir' laboral le genera un mayor riesgo de infarto.

No es la primera vez que un estudio médico señala el mayor vínculo entre estrés e infarto. De hecho, han sido muchas las investigaciones que han evaluado estos dos factores y que han generado un abanico grande de resultados. Para poner fin a esa variabilidad de datos, investigadores del departamento de Epidemiología y Salud Pública de la University College London han analizado los registros de 13 estudios europeos realizados entre 1985 y 2006. En ellos habían participado 197.473 hombres y mujeres sin enfermedad cardiaca previa.

De todos los participantes, 30.214 informaron tener estrés en su trabajo generado por una carga laboral excesiva y por la poca libertad para tomar decisiones sobre las tareas encomendadas, según los datos del estudio publicado en la revista 'The Lancet'.

Tras tener en cuenta los infartos de miocardio producidos, 2.356, durante los 7,5 años de seguimiento y analizar la vida laboral de las personas afectadas, los investigadores comprobaron que los ataques al corazón fueron un 23% más frecuentes entre quienes tenían una vida laboral 'de infarto'. Y ese mayor riesgo fue independiente de la edad, el género, el estilo de vida y el nivel socioeconómico.

Otros factores y otros tipos de estrés

No obstante, los investigadores del estudio señalan que ese incremento del riesgo por el estrés es menor de lo que otros estudios habían informado y que lo colocaban en un 40% o más. "Nuestros resultados indican que el estrés laboral está asociado con un pequeño, pero consistente, aumento en el riesgo de experimentar un primer evento coronario como un infarto", afirma Mika Kivimäki, principal autor del estudio.

De hecho, para poner las cosas en su sitio, los investigadores explican que si se eliminara ese estrés laboral se podrían prevenir un 3,4% de los casos de infarto, mientras que evitando otros factores como el tabacose reducirían en un 36%. La obesidad abdominal o la inactividad física también tienen un fuerte impacto sobre la salud coronaria, ya que cambiando estos factores se rebajaría el riesgo cardiovascular, un 20% y un 12%, respectivamente.

"La definición de estrés laboral realizada en este estudio donde mejor se adapta es al trabajo industrial, profesiones que se han reducido en los países desarrollados", explica en un editorial que acompaña al estudio Bo Netterstrom, del departamento de Medicina Ocupacional y Medioambiental del Hospital Bispebjerg de Copenhague, Dinamarca. Este experto señala que sería interesante estudiar otro tipo de modelos laborales, como los que generan un desequilibrio entre el esfuerzo y la recompensa, y el efecto a la exposición a la precariedad laboral, que van a tener mayor importancia en el futuro. "La presente crisis económica incrementará sin duda esta importancia".

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Mucho trabajo y poco control? Vigile su corazón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre