Avisar de contenido inadecuado

El peso de la belleza

{
}

 

 

 TAGS:undefined"La belleza abre puertas (...), pero es posible que se cierren al primer golpe de celulitis". La frase corresponde a la escritora Gisela Kozak. Se puede leer en un capítulo titulado "Las más bellas del mundo" de su libro Ni tan chéveres ni tan iguales (Ediciones Puntocero, 2014).

Para la doctora en en Letras, en un país obsesionado con la belleza, No es fácil ser una "verdadera" mujer en Venezuela: el miss venezuela permea los deseos más recónditos de la familia venezolana no resulta fácil ser una "verdadera" mujer, mucho menos si el evento más importante de cada año -después de los electorales- es el Miss Venezuela. "La belleza de las misses no es natural", asegura Kozak más adelante sobre las participantes del certamen, a quienes califica de "monjas dedicadas a la diosa apariencia".

Como las religiosas, las misses se casan con el señor (en este caso Osmel Sousa) y aceptan su palabra sin cuestionamiento. No en vano el país tiene siete títulos en Miss Universo, seis en Miss Mundo y seis en Miss International. Por eso, el llamado "Zar de la belleza" tiene la potestad de poner y quitar bandas y coronas.

Así ocurrió recientemente cuando, supuestamente, amenazó con descoronar a Migbelis Castellanos, actual soberana de la belleza nacional, por haber aumentado de peso. Las columnas de chismes dan cuenta de que Sousa le retiró su cuota de pantalla en Portada's y Estrenos y estrellas como castigo, aunque él aseguró en Venevisión que fue para que tuviese más tiempo entrenando en el gimnasio. Se creyó, también, que la harían hacer ejercicios ante los medios como ordenó en 1996 Donald Trump a la Miss Universo Alicia Machado.

Aunque en el país no se ha hecho un estudio que determine las tallas reales de la mujer venezolana (en Latinoamérica solo México incursionó en el tema), con asomarse por la ventana se puede tener una idea de que distan mucho de las establecidas por el concurso. Para comparar medidas entre misses y chicas de a pie, hablan una nutricionista, una modelo de talla grande y un historiador del Miss Venezuela.


Nixa Martínez
Presidenta del Colegio de Nutricionistas y dietistas de Venezuela
"Las misses siempre van a estar por debajo del peso ideal para su edad. Ese valor depende de cada individuo y se consigue haciendo una comparación entre el peso y la talla. Aunque carecen, entre otros, de tejido adiposo -para aparentar un cuerpo esbelto- no podemos decir que tienen una mala nutrición o están desnutridas porque es durante un período corto. Si se prolonga en el tiempo esa condición, entonces sí cambia el diagnóstico. Adelgazar en tiempo récord tiene consecuencias graves e irreversibles, como afectación del hígado, etc."

Jennifer Barreto-Leyva
Supermodelo de talla grande. Miss Universo Plus 2007
"En los concursos de belleza se firman contratos y dentro de las cláusulas siempre está, inclusive con modelos o reinas de talla grande, que su peso no debe fluctuar. En promedio, a las misses las ponen a rebajar unos 20 kilos por debajo de su peso natural. En líneas generales, la venezolana es una talla 12/14 en promedio, lejos del arcaico 90-60-90. Las misses de antes eran otra cosa, eran naturales y estaban sanas._Las de ahora, esas niñas disfrazadas de muñecas, representan una entre un millón de venezolanas, según estudios"

Diego Montaldo
Historiador del Miss Venezuela
"Una mujer de un metro 72 puede tener medidas de 90-60-90. A más altura, más grande la talla. En promedio, la mujer venezolana no tiene busto, pero sí mucha caderas, por eso hay que agrandárselo, para tener un simetría: que no se vea muy voluptuoso ni que parezca una tabla de planchar. Migbelis Castellanos mide 1,75 y ella podría tener medidas 92-62-92. Calculo que ella debió haber subido unos ocho kilos, pero han sido muy drásticos con ella, pues es una excelente candidata para el Miss Universo. En esos concursos hay jueces a los que les gustan las curvas"


19 años es la edad de Migbelis Castellanos, la misma de Alicia Machado cuando fue coronada.

Antes de ser Miss Venezuela 2013, Migbelis Castellanos estudiaba comunicación cocial mención Audiovisual en la Universidad Rafael Belloso Chacín y, al mismo tiempo, ciencias políticas en La Universidad del Zulia, en su natal Maracaibo. En internet la llaman "Pigbelis" desde que ganó unos kilos durantes sus clases de inglés en el invierno de Atlanta. En la gráfica que acompaña este apartado, aparece la joven modelo en un evento hace unos días.

El historiador del Miss Venezuela, Diego Montaldo, recuerda que en la historia del concurso solo existen dos polémicas por reinas con "sobrepeso": la de Alicia Machado (siendo Miss Universo) y la de Migbelis Castellanos. Para él periodista, a ambas las caracteriza el carisma y su desenvolvimiento, por lo que apuesta por un "back to back" con María Gabriela Isler este año. Descarta la idea de que Osmel Sousa le quite la corona a Castellanos y mande a otra.

{
}
{
}

Deja tu comentario El peso de la belleza

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre