Avisar de contenido inadecuado

Picasso, hecho tacto y olfato

{
}

 

 

 TAGS:undefinedEl arte como placer íntimo y personal pierde su sentido cuando se vive a través de los sentidos de otro. Es el caso de las personas ciegas, cuya experiencia en un museo se limita a una audioguía descriptiva. "Es bastante aburrido porque sólo tienes la interpretación de otro. Ni siquiera puedes imaginar cómo está colocado el cuadro, cómo están situadas las figuras, porque cada persona te lo cuenta de una manera", relata Alicia Canalejas, estudiante de Psicología e invidente de nacimiento.

La joven accede a la experiencia piloto con ilusión y, nada más posar las manos sobre el papel, comenta: "Qué maravilla". Es la primera vez que Alicia toca un cuadro, y se trata de 'La paloma de la paz' de Pablo Picasso. El encuentro entre la joven y el artista lo hace posible la obra de Remedios Rabadán, 'La esencia de Picasso', que combina texturas y olores para acercar el arte a quienes no pueden verlo.

Rabadán es consultora de comercio internacional y se confiesa una gran amante del arte, pero jamás había tenido relación con personas ciegas. "Tengo una casa en la playa con varios cuadros que he ido coleccionando. Llevaba cuatro años sin ir y, cuando volví a abrir la puerta, sentí que aunque no pudiera volver a ver mis obras nunca olvidaría su olor", cuenta. De aquello hace un año y hoy tiene ya un prototipo de 'La esencia de Picasso' entre manos, que espera pueda salir al mercado antes de terminar el año. "Sería un regalo precioso y diferente para Navidad", dice.

El libro recoge 12 obras del pintor malagueño que han sido tratadas con una técnica llamada termoformado, que crea un relieve en las líneas de las figuras "para que los usuarios puedan seguirlas con los dedos y no se pierdan". La sorpresa llega después de acariciar los dibujos: las manos quedan impregnadas de distintos olores, uno diferente para cada cuadro. "He creado un código que relaciona aromas naturales con colores", explica Rabadán. Los perfumes están microencapsulados, de forma que sólo afloran al roce de la mano.

Así, 'La paloma de la paz' huele a blanco azahar, 'La vida' huele a azul lavanda y 'Maternidad', a miel. La elección olfativa no es al azar. «El azahar, por ejemplo, tiene propiedades relajantes, muy en relación con la paz que evoca la paloma». Para Alicia, sin embargo, las fragancias adoptan nuevos significados. El blanco es la libertad, el azul es la familia y el naranja, el hogar. "Ni siquiera los videntes nos ponemos de acuerdo sobre lo que nos evoca una obra de arte, lo importante es que nos emocione. Para los invidentes, el tacto y el olfato les sugerirán sus propias interpretaciones", explica la autora.

El mismo formato de la recopilación, en papel y con las explicaciones en braille, es en sí novedoso. "Hay hambre de libros", asegura Rabadán. La técnica ha potenciado la edición digital y hoy todo se escucha. "Antes, además, había personas que locutaban los textos, pero ahora, a causa de los recortes, las voces son sintéticas. Es insoportable, pasado un rato", asegura Alicia.

Remedios Rabadán ha descubierto en su proyecto una pasión artística que no ha podido abandonar. Eligió Picasso porque es su autor fetiche -nacieron incluso el mismo día, el 25 de octubre, explica, entre risas- pero ya tiene preparadas otras dos recopilaciones de cuadros: una centrada en el 'pop art' y otra en obras de Amedeo Modigliani. La última pintura que recoge este primer libro es un autorretrato. ¿Y a qué huele Pablo Picasso?. "Picasso huele a laurel y a triunfo. Huele a español".

{
}
{
}

Deja tu comentario Picasso, hecho tacto y olfato

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre