Avisar de contenido inadecuado

QUÍBOR INUNDADO POR LA BASURA

{
}

 

“Por aquí el aseo a veces deja de pasar hasta dos meses y nosotros no sabemos qué hacer con las bolsas de basura; llamamos a la alcaldía pero no nos hacen caso, no resuelven nada”, dijo Nelly Rodríguez, residenciada en el sector Playa Bonita, al oeste de Quíbor.

De esa manera exponía su preocupación por la poca o ninguna atención que las autoridades municipales están dando a un servicio tan importante como es el de la recolección de los desperdicios sólidos.

Pero esa irregular situación no sólo ocurre en Playa Bonita sino en todo Quíbor, como La Ermita, Las Malvinas, Primero de Mayo, Pepe Coloma, El Calvario y hasta en el centro.

En cualquier parte se observan los montones de bolsas negras o de otros colores que los vecinos de los sectores residenciales acumulan en las esquinas con la esperanza de que algún día pase un camión a recogerlas.

“Pero eso no ocurre con frecuencia y muchas veces, en las noches, los perros rompen las bolsas y dejan el reguero que provoca la aparición de enormes ratas hambrientas”, dijo por su parte Ananías Tovar, vecina de La Ermita.

A tal extremo ha llegado la situación que muy cerca de la estación policial un hueco en la calle ha sido convertido en basurero público del que todos se dan cuenta, menos los funcionarios de la alcaldía de Jiménez.

“Cada vez el problema se agrava y lo peor es que no se observa por parte del alcalde Plaza ni del funcionario encargado interés alguno en resolverlo. Quíbor está convertido en un gran basurero público”, afirmó Nelson Pineda, conocido luchador social del municipio Jiménez.

De acuerdo a algunos vecinos, todo indica que la Alcaldía no dispone de suficientes camiones compactadores para cubrir la ciudad, pero tampoco alquilan otros tipos de vehículos con el fin de recoger los desperdicios.

“Tampoco gestionan ante el Ministerio del Ambiente les envíen otras unidades para mejorar la recolección porque creo que sólo tienen dos, aunque uno siempre está accidentado”, indicó Nelly Rodríguez.

Debido a las deficiencias en ese servicio muchos habitantes de Quíbor, sobre todo aquellos que tienen camionetas o camiones, se llevan las bolsas hasta caminos o carreteras cercanas y las dejan en las orillas creando otro problema de salud y contaminando el paisaje.

Es por eso que tanto en la vía hacia El Tocuyo, Cubiro, Sanare, Guadalupe o El Rodeo, los viajeros pueden observar los promontorios de desperdidios, no sólo en bolsas sino en otros tipos de recipientes como cajas, pipotes viejos y hasta pipas.

Pero también convierten en basureros públicos las quebradas que cruzan la ciudad.
“Es que la gente no encuentra que hacer con la basura pues no puede mantenerla en las casas, aunque algunos las dejan durante días en los frentes, hasta que pasa el camión”, expresó Segundo García, vecino de El Calvario.

En algunas comunidades se han celebrado reuniones para buscar la forma de presionar a la alcaldía a que busque una solución en el menor tiempo posible.

{
}
{
}

Deja tu comentario QUÍBOR INUNDADO POR LA BASURA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre