Avisar de contenido inadecuado

SALA LARENSE: ARMONÍA Y ROMANTICISMO ENTRE ÓLEOS

{
}

 

Con motivo del 460 aniversario de la ciudad, el Museo de Barquisimeto inauguró ayer la Sala Larense, galería naciente que hoy da cobijo a la primera muestra individual del maestro Néstor Betancourt, consagrado al óleo como técnica y seguidor del realismo mágico en su discurso pictórico, pleno también de fantasía y crítica social.
El espacio de carácter permanente albergará obras creadas por artistas de la región.
Propiciar un acercamiento entre el público y los autores es la premisa del lugar que promueve la interacción y el encuentro constante con las raíces.

Propuesta de armonía tonal
Ante un nutrido grupo de artistas plásticos, críticos de arte y público en general se dio apertura a la cautivadora propuesta del maestro natural de Biscucuy, radicado en la ciudad crepuscular desde 1985.
Antes de recorrer la Sala Larense, el cultor popular de Sanare, Juan Ramón ‘El Morocho’ Escalona dedicó el poema La pintura amansa la locura y nos floreamos de ternura a Betancourt y a todos los creadores.
“Pintor con su paleta seductora, toñequea, sorprende a toda hora. La pintura amansa la locura y floreada cantó la ternura ¿y lienzo cómo es que enamora?”, rezó.
Posteriormente, los asistentes se deleitaron en las quimeras convertidas en obras del connotado artífice.
La muestra comprende más de veinte obras del artista presentado como ‘El romántico de la luz’.
Betancourt nos contó que si bien es cierto que no estaba previsto en sus planes exhibir dicha individual, se sintió privilegiado al ser el primer invitado a la reciente Sala Larense, donde tendrá su selección de óleos durante dos meses.
A través de las piezas, donde predomina el pequeño y mediano formato, el autor se aproxima a la antigua pintura, la cual, en sus palabras, tiene estructura y dedicación.
La mujer, en su estado de intimidad y soledad, está presente en todas las creaciones de la propuesta “surreal con figuras reales”.
El maestro devela distintas facetas de su transitar por la plástica. Para la muestra seleccionó cuadros a los que tiene especial afecto, ya que logró una admirable armonía tonal.
Betancourt eliminó colores locales e incorporó tonalidades increíbles en las seductoras féminas que retrató. Valiéndose de títulos reflexivos y curiosos, el artista invita al espectador a indagar su obra y observarla detenidamente.
Su afán por transmitir sensaciones visuales le inspiró en la acentuación de texturas y abstracción.
La profundidad es constante en su discurso pictórico, repleto de armonía, así como colores primarios y secundarios.
El curador y museógrafo Al Vanegas, considera que la muestra destila la esencia de su creador y la define como acuciosa.
“Néstor es un extraordinario pintor, dibujante y colorista. Él en cada cuadro deja la piel. Es un apasionado, un purista con una gran carga psicológica”, precisó.
Por otra parte, el artista plástico José Luis Aldana, amigo de Betancourt, resaltó que la muestra evoca la pincelada de Van Gogh, Edgar Sánchez y el pintor de Biscucuy Mauro Mejías.

La colección del Museo
La colección del Museo de Barquisimeto es la muestra que se exhibe en la prolongación de la Sala Larense.
El montaje se concibió a fin de reconocer la impronta de los autores locales en el arte venezolano. Los matices, fuerza y magia de Lara abundan en cada discurso pictórico de laureados maestros de esta expresión.
La muestra es una amplia selección de piezas de artistas reconocidos, con una carrera admirable en la escena plástica de Venezuela y el mundo.
Diversas técnicas, discursos y colores comparten en el espacio dispuesto para el disfrute.
Creaciones de los maestros Roseliano García, Esteban Castillo, Valmore Álvarez, Alexander Escalona, Jorge Arteaga, Alirio Echeverría, Manuel Rivero, Antonio Evies, Francisco León, Antonio Scorches, Ángel Hurtado, Armando Villalón, Héctor Sánchez y Ricardo Lameda se exhiben en la galería.
Más de una veintena de obras en múltiples formatos se congregan en la Casa Grande de los Barquisimetanos.
Feria en el Museo
La Feria llegó al Museo es la actividad que toma los espacios de la Casa Grande de los barquisimetanos hasta mañana. Bajo los auspicios del Instituto Municipal de Cultura y Arte (IMCA) y la Corporación de Turismo de Barquisimeto (Cortubar) se realiza la Semana Aniversaria de la ciudad.
Hoy a las 10:00 a.m. continúa la celebración con la presentación de la obra teatral Las morocotas de los guaros no están al final del crepúsculo.
A las 11:00 a.m. se llevará a cabo un conversatorio sobre el teatro en Barquisimeto, a cargo del historiador William Bracamonte. Para las 2:00 p.m. está pautado un concierto con la Agrupación Son y Golpe y a las 4:00 p.m. cierra la jornada con Títeres Luisito.
Mañana Cuatros y más cuatros rinde homenaje a la ciudad a las 10:00 a.m.

{
}
{
}

Deja tu comentario SALA LARENSE: ARMONÍA Y ROMANTICISMO ENTRE ÓLEOS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre