Avisar de contenido inadecuado

Se pelean por Rihanna y acaba recibiendo Tony Parker

{
}

En el club WIP (Work in Progress), del barrio del Soho, en Manhattan, no faltaba nadie la madrugada del viernes. Andaba por allí el actual novio de Rihanna, el rapero Drake; el ex de la exhuberante barbadense, el cantante Chris Brown y por si no fuera poco, en la zona noble del lugar también bailoteaba Tony Parker, base de los San Antonio Spurs y ex marido de la actriz Eva Longoria. Todo transcurría, más o menos, con normalidad hasta que sobre las cuatro de la madrugada, según la prensa del corazón estadounidense,Brown le envió a Drake una botella de champán como una oferta de paz. Éste no tuvo otra ocurrencia de devolver el obsequio con una nota en la que versaba: "Me estoy tirando al amor de tu vida, asúmelo".


Brown, Parker y Drake.

El resto era de esperar. El cantante de temas como Yeah 3X, Beautiful People o Turn Up the Music se sintió ofendido, se levantó agresivo y, con él, sus guardaespaldas y sus imponentes amigos (entre ellos, otro rapero Meek Mill). Correspondió Drake y su gente y la zona VIP del club de Nueva York vivió una batalla campal. Volaron botellas y un guardaespaldas de Brown acabó en el hospital con una impresionante herida en el cráneo. El propio Brown acabó con un buen corte en la barbilla que mostró en Twitter y también acabaron recibiendo Parker y otras cuatro turistas. Una de ellas, Hollie C., australiana, tuvo que ser trasladada al Hospital Bellevue después de que le golpeara un botella. Necesitó 16 puntos de sutura, según informa el tabloide inglés Daily Mail.

A Tony Parker, la broma le podía haber salido muy cara, hubo quien lo vio fuera de los Juegos Olímpicos. El base francés deberá permanecer inactivo al menos durante una semana después de haber recibido el impacto de unos fragmentos de cristales en su ojo derecho en la trifulca. La concentración preolímpica francesa empezaba el lunes, deberá incorporarse más tarde. "Estaba tranquilo con mis amigos cuando se desató la pelea y empezaron a volar botellas de cristal por todas partes", explicó Parker en rueda de prensa, que añadió: "Traté de proteger a mi novia y al final yo recibí los impactos. Acabamos con las camisetas ensangrentadas". Sobre las secuelas de esta lesión el ex marido de Eva Longoria aseguró que "no pone en riesgo ninguno" su participación en los Juegos de Londres.

 


{
}
{
}

Deja tu comentario Se pelean por Rihanna y acaba recibiendo Tony Parker

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre