Avisar de contenido inadecuado

SÈPTIMO DÎA

{
}

 

Jesús Granadillo Ávila

COLUMNAS

Séptimo Día

Por Jesús Granadillo Ávila
jesus.granadillo@hotmail.com

 
 

En estos días el ciudadano Presidente de la República, en una de sus larguísimas cadenas y en presencia de integrantes del componente militar, hizo una serie de anuncios relacionados con lo que pudiera ser, una carrera armamentista por parte del ejecutivo nacional.

Es así como se habló de la elaboración o construcción de: fusiles Catatumbo, aviones (no tripulados) Arpia 001, vehículos Tiuna, fusiles Ak 103 Kalashnikov, granadas de mano, municiones de distintos calibres, por parte de la empresa Cavim, con tecnología iraní, rusa o china.

Por otra parte, también se mencionó la posibilidad cierta, de exportar buena parte de estos pertrechos de guerra, a algunos países “amigos” tales como: Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, al igual que lo hacemos ahora con nuestros hidrocarburos.

A decir verdad y en nuestra modesta opinión, las prioridades del país se ubican en otras direcciones, como por ejemplo: el problema de la inseguridad, el desempleo, la salud, la vivienda, la educación, de tal forma, que no se justifica realizar inversiones en una actividad improductiva e innecesaria como esta.

Además, no quisiéramos imaginar cómo se podrán alcanzar los niveles de calidad exigidos, cuando en la producción de rubros, menos complejos, han fracasado estruendosamente, al igual que han conducido a la bancarrota una serie de empresas expropiadas o confiscadas y qué decir de la cantidad de hectáreas de tierras productivas, hoy convertidas en peladeros o predios ruinosos.

Ahora bien, como quiera que el país se encuentra en la antesala de un proceso electoral, los electores deben escoger entre dos opciones bastantes distintas de gobernar; por una parte un régimen militarista, ideológicamente adherido al obsoleto comunismo cubano y por la otra, la perspectiva de un gobierno civil y democrático, de carácter plural y con una visión progresista  del futuro.

Finalmente, es hora de colocar los pies sobre la tierra y enrumbar los proyectos productivos, económicos y políticos,  presentes y futuros, de nuestro país, por caminos y derroteros ciertos, poniendo de lado el sectarismo y exacerbado fanatismo político. Valor y pa’ lante.

Jesús Granadillo Ávila
{
}
{
}

Deja tu comentario SÈPTIMO DÎA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre