Avisar de contenido inadecuado

ULTIMARON A MADRE POR COMBATIR DELINCUENCIA

{
}

 

A las 8:30 de la noche del pasado miércoles, Ana Rosa Álvarez Almeida (41) acababa de celebrar su cumpleaños junto con sus cuatro hijos en la humilde vivienda que habitaba en la parte baja del barrio El Garabatal, específicamente en el sector La Ventosa. Ya se preparaba para dormir, cuando pocos minutos después, la dama recibió una llamada telefónica en su celular, presuntamente de alguien muy conocido en la zona por sus acciones delictivas. Instantes más tarde, la señora perdía la vida de forma violenta.

Ayer, una visita a los alrededores de la escena del crimen, permitió confirmar que a las 8:40 de la noche de ese día, un sujeto joven se había acercado a la casa de la víctima, en compañía de otros tres muchachos que se quedaron esperando en unas escalinatas aledañas. Al parecer, él fue el único en aproximarse hasta la entrada del patio de la casa de la señora, a quien habría llamado repetidas veces por su nombre. Fue entonces cuando salió de su morada la dama, y tras intercambiar algunas palabras con ella, el sujeto sacó un arma de fuego y disparó dos veces en su contra.

Lo siguiente en escucharse fueron los llantos de familiares desesperados que trataban de auxiliar a la mujer gravemente herida, quien habría recibido un disparo en la frente.

Durante la visita al patio de la morada de la vocera comunal, también pudo apreciarse un colchón apoyado contra un gran árbol de limones, el cual, según indicaron algunos habitantes de la zona, fue sacado de la casa justo después de que huyera el homicida, con la finalidad de recostar a la víctima mientras un pariente aprestaba un vehículo para llevarla hasta un centro asistencial.

Finalmente fue posible trasladarla al hospital del Seguro Social en la 50, pero para ese momento, lamentablemente, la mujer ya no mostraba signos vitales.

Considerada una líder social incansable tanto por su familia y amigos, como por muchos residentes de todo El Garabatal, fue posible conocer que se desempeñaba desde hacía cinco años como vocera de seguridad de la comuna Taroa, donde luchaba para eliminar la delincuencia junto a los consejos comunales y los cuerpos de seguridad, especialmente con la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía del Estado Lara, aunque más recientemente también venía colaborando con la Policía Nacional Bolivariana.

De manera extraoficial, se obtuvo la información de que el asesino podría ser un menor de 17 años apodado “El Luisito”, presuntamente perteneciente a una banda delictiva conocida como “Los Negritos” o banda de “El Steven”. Este joven supuestamente reside no muy lejos de la morada de la víctima. Según, personas que conocieron a la señora ultimada, la mencionada pandilla ya estaría vinculada a varios asesinatos y la conformarían entre diez u once adolescentes.

También se supo que en diversas ocasiones la dirigente comunal había denunciado a miembros de esta banda, ya que ellos la habían amenazado repetidas veces, por lo cual desde hacía un año se le mantenía una medida de protección, y por esta razón, efectivos de la GNB pasaban con cierta regularidad por su residencia. Según una vecina del sector, los funcionarios castrenses habían pasado por su casa cerca de las 4:00 de la tarde, más de cuatro horas antes de que perdiera la vida. También aseveró que Ana Rosa Álvarez era muy querida por toda la comunidad, ya que se portaba muy bien con todo el mundo y nunca temía enfrentarse a la delincuencia.

La víctima había pasado toda su vida en El Garabatal, llevaba 26 años morando en el sector La Ventosa, y con ella aún vivían sus cuatro hijos, dos muchachas y dos jóvenes. En el sitio exacto donde cayó mortalmente herida, ayer aún podía apreciarse tierra manchada de sangre y el casquillo de una bala percutida correspondiente a una pistola calibre 9 milímetros.

subir imagenes

{
}
{
}

Deja tu comentario ULTIMARON A MADRE POR COMBATIR DELINCUENCIA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre