Avisar de contenido inadecuado

VECINOS DE URBANIZACIÓN DEL ESTE SE SIENTEN EN UN DESIERTO

{
}

 

Al este de la ciudad, entre la calle 8, avenida Venezuela, avenida Lara y Argimiro Bracamonte, se encuentra la Urbanización del Este, cuyos vecinos padecen la falla de los servicios públicos, en especial el servicio del agua potable.

Hace seis meses aproximadamente, cuadrillas de Hidrolara trabajaron en el tubo colector de aguas negras de la calle Araguaney de este conjunto residencial, con el propósito de adecuar este servicio debido a la construcción de unos edificios. Luego de meses en la obra, el personal de la hidrológica culminó la adecuación pero las molestias persistieron.

Vecinos del sector, como la señora Noemí Lucena, quien habita la calle mencionada, explica que desde hace años, el suministro de agua potable se ha vuelto muy deficiente. "El agua nos viene tres veces a la semana, martes, jueves y sábado". Lucena explica que, al tener el suministro por tiempo limitado está obligada a recogerla en tanques, "así tengo agua en toda la semana".

Por su parte, Leonardo Corti, reside a unas casas de Lucena e indica que, debido a no contar con tanques de almacenamiento, debe recoger agua en tobos. "He denunciado muchas veces la situación pero no hay solución", dijo quien manda mensajes a La Columna de Cheo tras no recibir respuesta de la fuente oficial.

El problema es serio, pues Corti explicó que el suministro de agua fue cortado a las 10 a.m. del día lunes y regresó a las 6 a.m. del martes. "Pasamos hasta 18 horas sin agua, y cuando reclamamos nos dicen que no nos quejemos, que al menos tenemos luz".

Además de las fallas en el suministro, una de las secuelas de los trabajos de Hidrolara es la malacondición de la vía. "Antes de la intervención teníamos un buen asfalto, ahora hay huecos que dificultan el transitar", dijo María Colmenárez, vecina del lugar.

En la zona se constatan varios huecos e irregularidades en el asfalto así como en las aceras, que afectan el libre tránsito de usuarios y vecinos.

Versión oficial
Para Miguel Rojas, gerente de Operaciones de Hidrolara, el problema en el suministro responde a maniobras hechas por la empresa, “para garantizar el servicio en la ciudad”. Según lo declarado por Rojas, el problema se mantendrá hasta tanto no se inaugure el Sistema Hidráulico Yacambú. “La capacidad del agua extraída desde la represa Dos Cerritos sigue siendo la misma y las ciudades siguen creciendo”, indicó. “No tiene que ver si llueve o no, el tubo sigue siendo de 60 pulgadas”.

subir imagenes

{
}
{
}

Deja tu comentario VECINOS DE URBANIZACIÓN DEL ESTE SE SIENTEN EN UN DESIERTO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre